jueves, 7 de julio de 2016

Primera piedra de "Enneco, la memoria del roble"

Cuatro largos años de gestación ha disfrutado y ha sufrido Enneco, haritzaren memoria. Toda una carrera de obstáculos para conseguir los permisos administrativos pertinentes, obstáculos que han sido superados, uno a uno y poco a poco, por el tesón de las gentes que han dinamizado todo este proceso y, por supuesto, por los latidos de un sinfín de personas y agentes sociales, culturales, políticos e institucionales que se han dado cita para hacer de Enneco una realidad.
Argazkia: Argazki Press, Gara.
Nafarroa Bizirik, todos quienes nos sentimos parte de esa Navarra viva y koloretsu tenemos ahora la oportunidad de dotar a nuestra generación y a las venideras, de un lugar donde reconocernos y donde cualquier persona de cualquier rincón del mundo pueda conocernos y compartir con nosotr@s nuestra realidad y todos esos sueños que aún tenemos por realizar.
El martes, 5 de julio, la Fundación Nafarroa Bizirik puso la primera piedra en el precioso robledal de Etxarri-Aranatz, compartiendo ese sencillo acto con todas esas personas y colectivos que han creído en Enneco durante todo este largo paréntesis: ayuntamientos, elkartes culturales, Sortzen, Ikastolas, políticas y políticos de ideologías bien diferentes, historiadores y personalidades del mundo del arte, representantes de las instituciones gubernamentales... amigas y amigos de Enneco que han estado sustentando lo que hasta ahora no era más que una idea, un proyecto a realizar.
La diversidad y el colorido del proyecto ha tenido también su reflejo en la pluralidad de los medios que se han hecho eco de la noticia: portada y dos páginas de Gara, dos páginas de Diario de Noticias, sendas páginas en Berria y Diario de Navarra. Como la mayoría de ellas no pueden reproducirse fuera del soporte físico, aquí tenéis el artículo publicado al respecto por Diario de Noticias. Ongi etorri Enneco!

Enneco, la memoria de Navarra

Ayer se colocó la primera piedra del parque promovido por la Fundación Nafarroa Bizirik en un robledal de Etxarri Aranatz, una segunda fase para un proyecto basado en el auzolan que comenzó a gestarse hace cuatro años

NEREA MAZKIARAN - Miércoles, 6 de Julio de 2016 

Eneka Maiz (Etxarriko alkatea), Peio Esarte (historialaria), PatxiAbasolo
Argazkia: Nafarroa Bizirik Fundazioa, 2016-uztaila-2a.

Con la convicción de que hay una historia que debe ser contada, la Fundación Nafarroa Bizirik se propuso hace cuatro años la creación de Enneco haritzaren memoria, un espacio

de conocimiento de la historia e identidad del viejo reino, desde que aquellos vascones se dotaron en el siglo IX de un instrumento político e institucional para hacer frente al de fuera, con Enneco Haritza al frente, hasta la desaparición de Navarra como reino independiente en 1620.


Gracias a un gran auzolan y el apoyo de instituciones públicas, empresas, colectivos culturales y organismos, el sueño de unos pocos ha comenzado a ser una realidad. Así, ayer se colocó la primera piedra del edificio de acogida, un acto simbólico “para reflejar de dónde venimos, quiénes somos y cómo queremos hacer el proyecto”, según señaló Patxi Abasolo, presidente de Nafarroa Bizirik y dinamizador del proyecto. Y es que las construcciones de este parque de la memoria se realizarán sin cimentación ni cemento.

En una caja se introdujo una bandera de Navarra “que no une a todos”, en palabras de Abasolo, una camiseta de Nafarroa Bizirik como símbolo del movimiento popular surgido en torno al quinto centenario de la conquista de Navarra, un CD con canciones que se editaron entonces así como dos libros de Pello Esarte. Uno era500 años de historia y el otro 1512-1530. Conquista, ocupación y sometimiento militar, civil y eclesiástico. También otro libro publicado con motivo del 700 aniversario de la fundación de Etxarri Aranatz en 1312. “Tanto el Ayuntamiento de Etxarri como Pello Esarte han sido dos grandes activos del proyecto”, señaló Abasolo. Por último, se metió un pergamino con el poema Arrano Beltza, de Joxean Artze, que recoge a través de cifras como Navarra fue perdiendo su soberanía. Una vez cubierta la caja con una losa de piedra y tierra, fue el momento en el que la alcaldesa de Etxarri, Eneka Maiz, y Esarte, cortaron la cinta.

Después se realizó una visita por el parque, guiada por el arquitecto Iñaki Erdozia y el propio Abasolo, que explicaron in situ los diferentes edificios y elementos que se contemplan en el parque, con una extensión de 60.000 metros cuadrados en un hermoso robledal situado en el paraje de Danbolintxulo, cerca del camping, cedido por el Ayuntamiento de Etxarri para 35 años.

GRAN AUZOLAN La piedra angular de este proyecto es el auzolan y gracias a voluntarios venidos de toda Euskal Herria se han realizado importantes trabajos como desbroce del robledal, cierre y otras tareas. También se puede participar de otras formas, como patrocinador, mecenas, promotor, protector o amigo. Al respecto, Abasolo recordó que el parque está dentro del proyecto Mecna, por el que gracias a la Ley de Mecenazgo se devuelven el 80% de las aportaciones realizadas. “Planteamos cantidades pequeñas, de 7 o 14 euros mensuales que se queda en uno o dos euros”, indicó.

Hasta la fecha, participan 160 personas a nivel individual, empresas y también organismos populares como la Fundación Orreaga, que abarca a 50 asociaciones culturales de Navarra. Nafarroa Bizirik también cuenta con el beneplácito como proyecto educativo de la red Sortzen e ikastolas. “Lo más importante son los contenidos, lo que dará prestigio al parque. No queremos que sea un museo, algo que suele ser aburrido y supone grandes gastos para la Administración. Queremos que los protagonistas sean las propias gentes de Navarra, la garantía de que se pueda construir”, abundó Abasolo.

Con la obtención de todos los permisos administrativos se ha completado una primera fase y comenzamos otra. Sin prisa pero sin pausa según nuestras posibilidades”, apuntó Abasolo. “Ahora mismo si tendríamos un millón de euros se construiría todo lo que queremos, pero tampoco aspiramos a eso. Lo vamos a hacer poco a poco, con aportaciones pequeñas de la gente”. El primer edificio que comenzará a construir a partir de septiembre será la casa de acogida, un espacio de 120 metros cuadrados donde se podrá ver una exposición temporal en la que se presentará la filosofía del proyecto y su pleno desarrollo futuro. “Nuestra idea es que esté finalizado para el quinto centenario de Amaiur, 2022. Si se puede antes, bien y si es después, también”, observó Abasolo.

En otoño también está previsto que se comience con la fabricación de una grúa medieval, de unos tres metros de circunferencia, de forma que la construcción de la torre medieval sea un atractivo más, ya que se realizará con técnicas y materiales de la época. Es el caso del castillo de Guédelon, un proyecto de construcción medieval que se está llevando a cabo en Treigny, Francia, y que recibe al año unas 300.000 vistas. Al igual que en el castillo de Borgoña, en Enneco se moverán las cargas con una caja de ardilla, la grúa utilizada en el siglo XIII para elevar piedras de 250 kilogramos.

Por otro lado, se colocarán paneles explicativos para identificar árboles y la flora y fauna del lugar así como una zona de esparcimiento con juegos para la chavalería como tirolinas, tiro con arco y tres carboneras para que puedan. Después se prevé que se construya el edificio central así como diferentes pabellones temáticos en torno a la mujer, euskera y paleolítico así como folklore y costumbres, principalmente de Sakana.

También un castro vascón y un edificio de usos múltiples, que acogerá exposiciones temporales y fijas de artistas navarros que cedan sus obras y también será lugar de conferencias y de encuentro de historiadores y profesores. “Pretendemos que sea un centro de la memoria serio desde el punto de vista científico, que refleje las distintas interpretaciones y dar la oportunidad a la gente de que realice su propia interpretación de una manera amena y participativa”, resaltó Abasolo.

Asimismo, destacó que uno de los objetivos de este proyecto es aunar personas de diferentes sensibilidades políticas. En este sentido, señaló que estaban invitadas al acto todas las fuerzas políticas con representación el Parlamento de Navarra. Acudieron de Geroa Bai y EH Bildu. Por parte del Gobierno de Navarra, acudió Estebe Petrizan, director general de Educación.

APUNTES
Auzolan internacional. Al gran auzolan que representa la construcción del parque de la memoria Enneco se han sumado esta semana once jóvenes de la ONG internacional DeAmicitia, que trabajarán voluntariamente en Enneco hasta el 18 de julio. Por la mañana trabajarán en el bosque Enneco y por la tarde aprovecharán para realizar distintas actividades turísticas que ofrece Sakana. Los jóvenes proceden de nueve países: Corea del Sur, Turquía, Japón, Rusia, España, Francia, Grecia, Alemania y México.

Mecenazgo. El parque se realizará por fases, en función de la disponibilidad de medios económicos y humanos. Y es que Enneco se financia a partir de pequeñas aportaciones. Además, el proyecto obtuvo la calificación de interés social otorgada por el Gobierno de Navarra y como proyecto Mecna, goza de importantes beneficios fiscales recogidos en la nueva ley de Mecenazgo. Por ello, los particulares tendrán derecho a una deducción de la cuota de IRPF del 80% en los primeros 150 euros de donados y del 40% en el resto de aportaciones. En el caso de las empresas esta deducción oscila en torno al 50%.



* EiTBko saioa:

http://www.eitb.eus/es/cultura/videos/detalle/4213272/video-se-ha-puesto-primera-piedra-proyecto-enecco-etxarri/







viernes, 1 de julio de 2016