viernes, 31 de agosto de 2012

Grafitien dialektika: Iruñean okerra zuzentzen

2012ko otsailean...

Argazkia: Patxi Abasolo, 2012ko otsaila.

2012ko uztailean...

Argazkia: Patxi Abasolo, 2012ko uztaila.

2012ko abuztuan...

Argazkia: Patxi Abasolo, 2012ko abuztua.

jueves, 30 de agosto de 2012

Benito Lertxundi: “Lau hitzen jokua”



Elkar argitaletxea, 2012.

Hona hemen irakurri berri dudan liburua: “Plazer bat izan duk, Benito!”. Hainbat gai agertzen dira orriotan barrena: musika, bizitza, heriotza, Euskal Herriaren izatea eta munduaren zentzua edo zentzurik eza… Elkar argitaletxeak berak azaldu bezala, kantari liluragarria dugu Benito Lertxundi, bere doinu magiko eta ahots sentsualari esker euskaldun jendeari gozarazi eta amets eragin diona hainbat belaunaldiz. Horrez gain, pentsalari original eta sakon bat aurkezten digute Pako Aristik eta Mikel Markezek: pasadizoz eta gogoetaz, Benitok iradokitakoei beren errotako alea erantsiz, sei eskutara idatzitako obra eder eta gogoangarri bat egiteko.


LAU HITZEN JOKOA

Erreparatu lau hitz hauei: askatasuna, maitasuna, inteligentzia eta heriotza. Lau hitz hauek formalki desberdinak dira baina gauza berbera dira.
Ezin da bat bestea gabe eman. Hasteko, aske ez denari ezinezkoa zaio amodio izatea. Askatasunik ez badago mugak daude, eta mugak daudenean, espetxean, ez da posible amodioa egoterik. Gogo aske bat behar da, ezinbesteko kontzientzi egoera bat behar da, maitasuna emango bada.
Modu berean, gogo aske bat behar da inteligentzia emango bada. Askatasunik eta ondorioz amodiorik ez badago, inteligentzia mentalitate bihurtzen da. Mentalitatea hesitutako, domatutako, kodifikatutako zerbait da. Mentalitateak ez ditu ordenak baino konplitzen. Ordenak baino konplitzen ez dituenak ez du jarrera inteligente bat eduki. Ondorioz, jarrera inteligentea ezinbestekoa da askatasuna eta maitasuna egon daitezen.
Orduan, aske izateak ekartzen duen ulermen osoaren ondorioz, konturatu gaitezke maitasun askatasunaren eta inteligentziaren loratzea baino ez  dela. Ezer ez dago ezertatik aparte, guztia guztiaz egina dago.
Eta guzti hau ezinbestean heriotzaren baitan gertatzen da. Hiltzen ez dena ez da bizi. Hiltzen ez dena ez da askea. Hiltzen ez dena ez da maitasuna. Hiltzen ez dena ez da inteligentea.
Askatasuna, maitasuna eta inteligentzia denboraz at daude. Eta denboraz gaindi egoteko, ezinbestean, une oroz hil behar dute, denborarik gabe bizi izateko.
Norbaitek apego psikologikoa duenean gauzei atxikita bizi da, hil nahi ez duelako. Ezagutzen duen horri heltzen dio. Horretan dagoenak ez du orainaren eta errealitatearen berririk. Bere atentzio guztia iraganari helduz xahutzen du.
William Blakek hau guztia esaldi batean ederki laburtu zuen. Ia tesi bat da esaldi hori:
“Alaitasunari atxikita bizi denak, bizitza airosa galtzen du. Alaitasuna hegan doalarik musukatzen duena, betikotasunaren atarian bizi da”.

Benito Lertxundi
[1] Plazer bat izan dut, Benito!, 55-56 orr.

lunes, 27 de agosto de 2012

Ziztadak (XV): Las Coplas de Juan Panadero


Las Coplas de Juan Panadero.

Rafael Alberti, Puerto de Santa María.
Fotografía: Patxi Abasolo, 2012-agosto.
El 28 de octubre de 1999 falleció el último superviviente de la Generación del 27. Rafael Alberti, el poeta, está presente en  todos los rincones de Puerto de Santa María, el pequeño pueblo andaluz que lo vio nacer y morir: la casa de su infancia, la Fundación que recuerda su vida y obra, el busto frente al Ayuntamiento y el Teatro de la localidad, esos dos toneles de la bodega que alberga la antigua mezquita de al-Qanatir, el aire y, sobre todo, su mar.
   Una escultura de cuerpo entero se encuentra frente a la Casa Cuartel de la Guardia Civil de la localidad porteña, junto a la avenida que lleva el nombre del triste legado del Duque de Ahumada. Pese a transiciones mal hechas y abrazos sustentados en el olvido, pese a que muchos dejaron de apretar el puño y llegaron a recitar sus poemas a los herederos políticos de tanto desastre, Juan Panadero sigue cantando sus Coplas con su vieja guitarra, cuyas “cuerdas son los barrotes, la ventanita de hierro por donde pasan” sus “voces”. Con esas clavijas, que no son sino “las llaves que aprietan la luz de” su “corazón”. Con él, miles de corazones siguen cantando “ahora a los caídos, a los que estando en la tierra ya están naciendo en el trigo”. Y ahí, frente al horror de viejos y nuevos tricornios, no sé si el poeta, pero Juan Panadero “siempre seguirá cantando y seguirá maldiciendo hasta que el gallo del alba grite que está amaneciendo".


* Aurrreko Ziztada / Ziztada anterior:



lunes, 20 de agosto de 2012

Ziztadak (XIV): Las Cruzadas en Puerto de Santa María


Las Cruzadas en Puerto de Sta. María

Huellas de la Cruzada de 1936 en Puerto de Santa María.
Fotografía: Patxi Abasolo (2012-agosto)
El Castillo de San Marcos sigue siendo testigo silencioso de dos de las mayores tragedias que han conocido las gentes del lugar a lo largo de su historia. Ambas fueron bendecidas como Cruzadas. Y en ambas ocasiones, tras el terror impuesto por la Cruz y la Espada, las nuevas autoridades impusieron un manto de silencio y olvido sobre las mismas. Durante siglos, desde que la antigua mezquita de al-Qanatir fuese convertida en Castillo y santuario cristiano. Durante décadas, desde que la Cruzada de 1936, una vez más, regara sus muros con sangre de hijas e hijos de la ciudad.
Durante las obras de restauración realizadas en 1943, 700 años después de la conquista militar dirigida por Alfonso X, la casualidad hizo que surgiera el viejo mihrab musulmán, recinto sagrado situado en el muro de la quibla. ¿Acto de compasión del rey conocido como El Sabio, o acto de insumisión de las gentes del lugar encargadas de levantar el nuevo Castillo cristiano en los primeros años de la ocupación castellana?
Hoy, 75 años más tarde, el muro de una de esas torres, agujereado por una metralla que garantizó más de 40 años de ocupación militar, sigue lanzando un trágico y desesperado grito. Un grito silenciado por los herederos de quienes dispararon y, más trágico aún, silenciado también por los herederos de quienes se desplomaron sin vida por creer en un mundo mejor. No es de extrañar que, como dicen las gentes del lugar, figuras y personajes que no descansan en paz sigan deambulando día y noche por las estancias de la vieja mezquita musulmana.




* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:



Ziztadak (XIII): 500 años de aculturación


500 años de aculturación

Trofeos.
Fotografía: Patxi Abasolo (Cadiz, 2012-agosto)
La fachada del antiguo Hospital de San Juan de Dios, un edificio gaditano del siglo XVII, luce una placa conmemorativa colocada por la Real Academia Hispanoamericana:
En el V Centenario
de la salida de Cádiz
de Cristóbal Colon
el 25 de septiembre de 1493
para su segundo viaje
que llevó
la evangelización y la cultura
al nuevo mundo.
Cadiz 12 de octubre de 1993.
¿La cultura? ¿Al nuevo mundo? En su interior, la bóveda de la capilla está adornada por la figura de una Virgen arropada por las banderas de todos los países latinoamericanos que rompieron amarras con España tras 400 años de conquista y ocupación. La aculturación, cien años más tarde, sigue su curso.


* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:



miércoles, 15 de agosto de 2012

Ziztadak (XII): ¿Quién roba a quién?


¿Quién roba a quién?

La verdadera cara de la Banca.
Fotografía: Patxi Abasolo, 2012-agosto.
   Andalusya, agosto de 2.012. Mujeres y hombres del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) entran en uno de los supermercados Mercadona para “expropiar” y “socializar” alimentos destinados a paliar los efectos de la crisis entre las familias más necesitadas. La prensa es unánime a la hora de denunciar el “robo”, “pillaje”, “asalto”, “sabotaje”… que supone dicha acción simbólica, dirigiendo todo su enfado de clase hacia Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda (Sevilla), diputado de las Cortes españolas por IULV-CA y miembro de SAT: “ladrón”, “bárbaro”, “terrorista”, “iluminado”, “sinvergüenza”, “infantilismo izquierdista”, “chantajista”
   Enfado de clase, pese a negar que éstas, las clases sociales, existan. Lo dice Toni Cantó, diputado de UPyD, en una carta dirigida al diario ABC:“Esto no es una lucha de ricos contra pobres. Es un pulso entre honrados y ladrones, entre trabajadores y apoltronados”.
   No obstante, al otro lado de la barricada, los Sánchez Gordillo, esas gentes conscientes de sí mismas, lo tienen claro: “Esta crisis es un gran robo. Aquí se llaman las cosas de distinto nombre. Si los ricos roban, ¿cómo se llama? Que estamos en crisis. Pero si robas una gallina o en un supermercado, eres un ladrón”.
   Como siempre, todo depende desde dónde se mire, desde arriba o desde abajo.



Tasio, Gara.



* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:



viernes, 10 de agosto de 2012

Ziztadak (XI): Puerto de Santa María, 126 años de cárcel


Puerto de Santa María,
126 años de cárcel

La escultura de Gallardo, con una mano y la placa arrancadas.
Fotografía: Patxi Abasolo, 2012-agosto.
El Monasterio de la Victoria se encuentra en Puerto de Santa María (Cádiz, Andalusya), la que fuera Amaría Alcanter durante 553 años. Empezado a construir allá por 1504 para disfrute de los frailes franciscanos, terminó convertido en cárcel en el año 1886. Hoy es tristemente conocida por la represión ejercida entre sus muros durante los años de la II República española, la Guerra Civil y su posterior dictadura franquista.
Sus jardines acogen, desde mayo de 2.002, el conjunto escultórico realizado por  Juan Gallardo dedicado a los presos políticos de entonces, y a todas aquellas mujeres que, en silencio, padecieron a su lado. Casi 70 años han sido necesarios para recuperar este lugar de la memoria. Grilletes, dos manos anónimas que se aferran a los barrotes de la celda, y una mujer, también anónima, portando alimentos para el ser querido preso.
A falta de cinco años para cumplir los cien, el 20 de julio de 1981, a las 9 de la mañana, la vieja cárcel cerró definitivamente sus puertas para, acto seguido, abrirse las del nuevo complejo penitenciario Puerto I, Puerto II y Puerto III. Una vez más, transiciones sin rupturas, trasladándose a las nuevas instalaciones viejas y nuevas experiencias de dolor y sufrimiento.
Hoy, un día cualquiera de agosto de 2.012, una mano mutilada, la ausencia de su placa conmemorativa y el silencio de las guías turísticas, nos recuerdan que los presos políticos, ya sean de ayer o de hoy, no son bien queridos por los regímenes que los han generado. La conocida carcelera seguirá cantándose como antaño: “Mejor quisiera estar muerto / que preso para toda mi vida / en este penal del puerto, Puerto de Santa María”. ¿Hasta cuando?



* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:




lunes, 6 de agosto de 2012

Ziztadak (X): ¿Dónde está el lobo feroz?


¿Dónde está el lobo feroz?

Guillermo, un niño de dos años, entra gritando en la sala de estar:
- “¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo!"
Un tío suyo, convencido que, hoy más que nunca, desaprender es fundamental, le contesta:
- “Guille, no es ese lobo al que hemos de tener miedo. El lobo de verdad está aquí, en casa, lo llevamos dentro”.
El niño, que mira y escucha a su tío con ojos como platos, tras un fugaz silencio, sale gritando de la sala de estar:
- “¡El lobo está dentro! ¡El lobo está dentro!”




* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:





jueves, 2 de agosto de 2012

Ziztadak (IX): Clases Sociales y Lucha de Clases


Clases Sociales y Lucha de Clases.

11 de julio del 2012. Parlamento de Madrid. El Gobierno español anuncia nuevas medidas contra las gentes de abajo. Tras anunciar Mariano Rajoy una disminución de la prestación para paradas y parados, los representantes del PP se ponen en pie y aplauden efusivamente. La diputada de ese mismo partido político por Castellón, Andrea Fabra, llega al éxtasis y grita: “¡Que se jodan!”. Sí, “que se jodan” todas esas gentes de abajo: paradas y parados, funcionarias y empleados públicos, quienes tienen familiares dependientes y quienes llevan años dependiendo de algún que otro milagro para poder llegar a fin de mes. “¡Que se jodan los de siempre!.
Que hay clases sociales, pues, no hay duda. Eso sí, para que haya lucha de clases, ese “¡Que se jodan!” necesita otro “¡Que se jodan!” lanzado en la misma dirección, pero en sentido contrario. Como las Fabra de ayer y de hoy, sin ningún tipo de remordimiento, sin arrepentimiento alguno. Dejando claro que las gentes de abajo no quieren vivir por debajo ni, no lo olvidemos, por encima de nadie. Para que nadie vuelva a joder a nadie.


* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior: