martes, 29 de noviembre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (16 )


Oihanak egindako marrazkia,
5 urte, 2011ko azaroan.
  Este mes de noviembre ha tenido rostro de mujer o, por lo menos, así lo hemos percibido desde este pequeño Rincón de Historia. Aquí, en Arrotxapea, y fuera de ella, las semanas previas venían ya marcadas por la celebración, el pasado viernes 25, del Día Internacional contra la Violencia Machista (hacer clic aquí). A mediados de mes se hacían públicos los datos del Servicio de Atención a la Mujer, destinado “a la atención de mujeres cuya situación de especial marginación requiere medidas de protección y apoyo social, jurídico y/ o psicológico”: 552 casos atendidos este año; 260 casos nuevos, de los cuáles 95 han tenido que ver con violencia machista, y casi todos se dieron en el ámbito privado de la pareja o ex pareja. Pues sí, más valdría que dejáramos de asustar a las crías y jóvenes con hombres del saco y violadores anónimos, pues, por desgracia, el monstruo lo tenemos en casa. Realmente aterrador. Entre esos casos nuevos, 27 han sido mujeres rotxapeanas, la mayoría de entre 30 y 39 años. Y, como es sabido, son tan sólo una minoría aquellas valientes que se atreven a denunciarlo, así que podemos hacernos una idea de cuánto sufrimiento silenciado se esconde en otros tantos hogares de nuestro barrio.
Desgraciadamente, las páginas de este Diario han sido testigas de varios de esos casos de violencia, con el agravante de la escasa reacción de autoridades y vecindario. Actitud que ayuda a explicar ese proceso de invisibilización que históricamente han sufrido y siguen sufriendo las mujeres de hoy día. Aunque hayan estado en la primera línea de acontecimientos igualmente históricos, ya fuesen las revoluciones francesa y rusa, movilizaciones obreras en nuestra provincia a mediados del siglo pasado, o aportaciones fundamentales en el mundo de las ciencias y la cultura.
Eusko Ikaskuntza, en colaboración con Kukuxumusu, aprovechando la celebración del Día Internacional del Euskera el próximo 3 de diciembre, ha puesto en marcha una iniciativa en homenaje a todas las mujeres que han marcado la Historia de Euskal Herria (ikusi http://www.eusko-ikaskuntza.org/). Entre ellas se encuentran las navarras Juana III Labrit, reina de Navarra en el siglo XVI, quien mandó traducir la Biblia al euskera a Joanes Lizarraga; Inesa de Gaxen, natural de Baja Navarra y quemada en la hoguera en el siglo XVII bajo la acusación de brujería; la reina Margarita de Navarra, que escribió El Heptamerón, y Ana Velasco, defensora de la fortaleza de Marcilla contra los castellanos que pretendían derribarla en 1516.
En la Rotxa de hoy también tenemos mujeres revolucionarias, escritoras, implicadas activamente en Euskalgintza, sindicalistas, concejalas y parlamentarias, amas de casa… y jóvenes que se han destacado, sin grandes titulares, en la construcción del barrio, con las más pequeñas, a favor de nuestra cultura y de nuestro idioma en un espacio, La Carbonilla, que es todo un símbolo de las reivindicaciones vecinales y que, precisamente por ello, habrá que seguir peleándolo día a día, no sólo contra recortes y prohibiciones del Ayuntamiento, sino, sobre todo, contra la apatía y el desinterés de las gentes de aquí, de todas nosotras. Las chicas (y chicos) de Batean, celebraron el viernes 18 de este mes una Fiesta por los derechos de la infancia, contra los recortes impuestos por el Ayuntamiento para el año que viene. Fue en Carbonilla, por supuesto. Esperamos que no sea la última.

* Páginas anteriores:


lunes, 28 de noviembre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

 
Beethoven

   Vivió una infancia prisionera, y creyó en la libertad como si fuera religión.
   Por ella dedicó a Napoleón su tercera sinfonía y después borró la dedicatoria,
   inventó música sin miedo al qué dirán,
   se burló de los príncipes,
   vivió en perpétuo desacuerdo con todo el mundo,
   fue solo y fue pobre, y tuvo que mudarse de casa más de sesenta veces.
   Y odió la censura.
   La censura cambió el nombre de la "Oda a la libertad", del poeta Fiedrich von Schiller, que pasó a ser la "Oda a la alegría" de la Novena Sinfonía.
   En el estreno de la Novena, en Viena, Beethoven se vengó. Dirigió la orquesta y el coro con tal desenfrenado brío que la censurada "Oda" se convirtió en un himno a la alegría de la libertad.
   Ya la obra había concluído y él seguía de espaldas al público, hasta que alguien lo dio vuelta y él pudo ver la ovación que no podía escuchar.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008
  

sábado, 26 de noviembre de 2011

Arantza Santesteban, "Besarkada amaigabea"

   Se nos ha ido el 25 de noviembre“Día de la no violencia contra la mujer”, en recuerdo del asesinato de las tres hermanas Mirabal. En el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se llevó a cabo en Bogotá en 1981, se acordó esta fecha como forma de rendir homenaje a Minerva, Patri y Maria Teresa, brutamente asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la dictadura de Leónidas Trujillo, la cuál asoló la República Dominicana durante más de 30 años.
   Según la “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, emitida el 20 de diciembre de 1993, “se entiende por violencia contra la mujer a todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.
   En esta ocasión quiero daros a conocer el relato escrito por Arantza Santesteban, nacida en la Txantrea y amiga de este Txoko de Historia, premiado el pasado día 18 con el galardón literario María de Maeztu en la modalidad de euskera. Como veréis, la violencia contra las mujeres estará presente a lo largo del mismo. Hori, bai, berriro ere... Zorionak Arantzari, ea noizko hurrengo istorioa!


BESARKADA AMAIGABEA

Umetan itxasoko olatuak maite zituen. Kontxako barandilletara joaten zen maiz, eta burnien artean sartzen zuen bere aurpegitxoa aurrean bertaratzen zitzaion itsasotzar hura bistadizo bakar batean erretinean sartu nahiko balu bezala. “txaso” deitzen zion itxasoari bere hasierako hiztegi mugatu horretan. Esan ere, guztiek ulertzeko eran esaten zuen, izan ere, bere hatz erakuslea barandillako burnien artetik atera eta itsasoa seinalatzen zuen grinatsu, aurpegia argiturik.

Umetatik bazuen behar bat, desio bat, barrutik estutzen zuena: itsasoa besarkatzeko beharra zuen; hainbeste maite zuen itsasoa, haren besoetan hartzeko behar bizia sentitzen zuela. Eta hartara, uretara bertaratzen zen bakoitzean, besoak luze luze eta zabal zabal jarrita joaten zen korrika batean itsas ertzera, ur masa urdin hura haren besoetan bildu nahiean.

Ordea, goizegi ohartu zen haren ezintasunaz. Itsasoa besotan bildu nahi eta ezinezkoa zela. Plasta! egin eta sarritan erortzen zen itsasertzaren kontra, ur gazi eta mingarri horren kontra, eta saminaren zaporea dastatuz negar zotinka itzultzen zen berriz ere lehorrera.

Holakoxea zen Iratxe, ez zuen beharrezko beso adina mundua besarkatu ahal izateko. Eta mundua bera hartu nahi zuen bere besoen artean, besarkatu, bildu eta laztantzeko.

Itxasoko gatzak, ordea, goizegi gazitu zuen Iratxeren bihotza. Bihotz handia zeukan, espazio txikienean ahalik eta gehienentzako lekua egiteko berezko joera dutenen antzera. Baino zauritu egin zitzaion bihotza, eta aurretik gazitua zuenez garraztu zitzaion betiko.

“Neska hori ez dun berdina, Kubara egin zuen bidai horren ondoren ez dun berdina…” esaten zuen bere auzoko jendeak. Kubara joan zen brigadista moduan, mundua heri zegoenez, mundua bera konpontzeko ahaleginetan. Kuba aukeratu zuen noski, irla izanik, Antilletako itsasoak miazkatzen zuen lur zati hartara, hain zuzen ere. Mapan ikusi zuelarik, Karibeko itsasoaren erdian, kuba, bere “txaso” maitearen bihotza zela iruditu zitzaion hasieratik. Izan ere, itxaso handi horren erdian agertzen zen lur zati hori, itsasoaren bihotza baino ezin zitekeela izan pentsatu baitzuen hasieratik. Eta orduan halako errebelazio bat izan zuen, alegia, Kuban baino ezin izango zuela gauzatu itsasoa besarkatzeko zeukan desio hura. Kubara joanen zen itsasoari desiratutako besarkada ematera.

Ez, Kubatik itzuli zen Iratxe ez zen aurrerantzean berdina izango.

“Rona duk irla puta honetan merezi dian bakarra, darling”. Esan zion Iratxeri dantzan zegoen bitartean hurbildu zitzaion tipo altu eta mozkorti batek. Bertakoa zen, zinez bertakoa. Maite zuen kubatarrek gauzak esateko zuten modu alai eta kaotikoa. Eta maite zuen, salsa kubatarraren doinuaren eraginez gorputzean pizten zitzaion ordurarteko energia ezezagun hura. Bere gorputza dantzan jartzen zuen energia hori bera. Ordurarteko wihtout moviment ezagutzen zituen bere gerrietan hasten zen mugitzeko desio hori, erabat aztoratzen zuena, guztiz erotzen zuena. Une horietan iruditzen zitzaion, bere gerrian sortu egiten zela salsaren doinu erritmiko hori, bularretaraino igotzen zitzaiona, besoetan zehar iragan eta eskuetan amaitzeko. Gozamenez dantzatzen zuen, irribarrea ahoan, eta bere oinak, biak hala biak, alde batetik bestera etengabeko mugimenduan.

“ Tira, rona eta hemengo gizonek hankartean dugun hori… Ezetz? Probatu beharko zenuke darling, eta konturatu, kubara emakumeak ez datozela Fidel ikustera, guk hankartean duguna probatzera baizik… ”. Esan zuen tipo altu berberak, parre handia ahoan zuelarik. Iratxeri nonbait, ez zitzaion gehiegi gustatu haren doinu altu eta antzua, baino hain zegoen itsututa dantzan ez ziola eman gizonari bere loriazko minutuak garrazteko aukerarik.

“Por un poquito de tiempo, que de ti me separé, me traicionaste Matusa, que triste que me quedé” ohiukatzen zuen tabernako bozgoragailuak gau hartan. Eta Iratxek pentsatzen zuen, ea zer demontre esan nahi zuen kanta hark traizioarekin? Beste batekin joango zela Matusa, edo alegiazko emakume hura? Traizioa edota norberak bere bizitzarekin nahi duena egiteko hautua? “ Como yo te quise a ti Matusa nadie te querrá, nadie, pero nadie, nadie te querrá ”. Horrela maitatua izateko, hobe bakarrik Matusa; Matusa gaixoa. Salsa kubatarra maite zuen Iratxek, haren letrak ez horrenbeste.

Hortik aurrera hasi zen dena.

Dantzatzeaz nekatuta, La Habanako espaloietara eraman zituen Iratxek bere oinak, kale jendetsu haietan urtuz haren pauso lausotuak. “ Zu bezalako emakume batek ez luke bakarrik egon behar halako ordu txikitan” belarriratu zitzaizkion bapatean hitz horiek. Eta bizkarhezurra izoztu zitzaion orduan, ileak tentetu eta haren gorputzeko bukaera nerbioso guztiak alerta gorrian jarri zitzaizkion. “Eskerrik asko, baino ni bezalako emakume batek, badaki bakarrik ibiltzen ” erantzun zion Iratxek hitz izoztuz atzetik zetorren tabernako tipo altuari. Bera baitzen, eta ez beste inor, atzetik segika zuen itzal luze hura. Eta orduan Iratxeri, bere barneko alerta gorriak handik alde egiteko egin zion ohiu. Joateko handik. Jo- a- te- ko han-dik.

Pauso lausotuak, pauso arinak bihurtu ziren orduan. Eta pauso arinak, pauso azkarretan. Pauso azkarrak, korrika bizian. Kaleetan zehar abiatu zen Iratxe, bere indarrek ematen zioten abiadura guztiarekin. Hain zuen sakona arriskuaren sentsazioa, ez zuela atzera begiratzeko beharrik izan tipo hura atzetik zuela jakiteko. Alertak esaten zion segika zuela, eta gau hartan gizon haren gogoa, hain zuzen ere, berea behartzea zela. Bazekien, korrika egiteari uzten bazion, zerbait larria gertatuko zela. Eta abiatu zen ziztu bizian hiriko kale eta etorbideetatik, tabernak atzean utziaz, etxeak, La Habanako pasabide estu eta zigortuak, argitutako kantoiak eta itzalpetan zeuden beste eta hainbeste zorigaiztoko bazter. Bazekien atzetik zuela, haren itzala ikus zezakeen, haren arnas ustela somatu ere, atzetik somatzen zuen. Eta orduan El Cañonazo-tik etsairik gabeko itsasora habanatarrek  jaurtitzen zuten kanoikadaren hotsa entzun zuen. Pummm luze eta lehor bat; harekin batera erori zen Iratxe lurrera. Eta bere gainera, tabernako tipo nazkagarri eta ustel hura. Danger guztiak pikutara.

Eztakit zenbat gauza egitera behartu ninduen. Ez dut gustokoa izaten halakoak kontatzea. Bortxatu ninduen bai, nazkagarri hark bortxatu ninduen. Eta hitz hauek esatea mingarria bazait ere, esanaren esanaz, aurrera egiteko indar nahikoa ematen didate. Nire patua gorrotatu izan dut maiz. Zertara demontre joan nintzen Kubara, ditsosozko bidai horretara. Itsasoa edonon aurkitu daiteke, eta zergatik demonio ibili behar gara beti, etxean duguna kanpoan bilatu nahiean. Kaka.

Mingarria izan zen han egonik brigada kideengana joan nintzenean. Horrek min handiagoa eman zidan, bortxaketak baino. Edo bezainbeste. Kontatu nien jasotakoa, negar eta zotinen artean. Indarrak xahututa, txikituta, apurtuta. Eta hasiera batean jaso nuen haien babesa. Baino gerora, gauzak baretze aldera egin zutenean, nire bertsioa zalantzan jartzen hasi ziren. Ea zer egiten nuen nik bakarrik ordu horietan, taberna batean, GIZONAK soilik zeuden taberna batean. Konturatu behar nintzela bazegoela arriskurik han. Batzuei ez omen zitzaien arraro egiten niri halako zerbait gertatu izana, hasieratik somatzen hasiak baitziren sensualitate gehiegirekin dantzatzen nuela, eta hori, gizonen arreta gehiegi tentatzea zela. Eta Kuba ez dela Euskal Herria, Kuban gauza batzuk oraindik ez direla ulertzen, emakume bat bakarrik dantzan egotea, esaterako. “Hurrengorako ikasiko duzu Iratxe, norberak ezin duela nahi duena egin; hori zure itxaso demontre hori besarkatzeko daukazun txorakeri horren antzerakoa da, joder Iratxe, itxasoa besarkatzea ere, batzutan tenteltua zaudela uste dut” eta horrelakoak esaten zidaten ustez lagunak zirenak.

Fuck off guztientzat. Horixe erabaki eta egin nuen. Pikutara denak. Nik bizitza egin nahi ditudan gauzak egiteko baliatu nahi dut. Ametsak gauzatzeko, eta beste guztia pikutara.

Goilarari girabiraka, katiluko kafesneari bueltaka ari zitzaion Iratxe, begirada katiluaren sakontasunean galduta eta burua bera ere girabiraka. Itsasoa besarkatzera joan eta zaurituta itzuli zen Kubatik. Krudela iruditzen zitzaion patua bera, ametsa gauzatzera joan eta ametsgaiztoaren hazia ekartzea ere, gogorregia egiten zitzaion. Mundua heri zegoela ez zeukan zalantzarik, baino izakiak ziren benetan heri zeudenak, gaixorik. Ez zuen ulertzen gizonen berezko gizonkeri hura. Eta batzuen kasuan, zer demontrek eramaten zituen indarrez emakumeen borondatea urratzera, bortizkeri horren oinarrian bortizkeri handiago bat baino ezin zitekeela egon pentsatzen zuen. Emozioak ekiditeak, naturaltasunez ez bizitzearen ondorioz higatutako barnealdea zutela gizon horiek.

Bortxatua eta ez ulertua sentzitzen zen. Gizon batengandik bortxatua eta beste askorengandik epaitua. Akituta, haren bihotz gazitua eskuan harturik, txikitako bere leku kutunera joatea erabaki zuen, Kontxako barandilletara, alegia. Aspaldi ez zuela leku hura bisitatzen. Aspaldiegi agian. Eta hara bertaratu zen Iratxe. Barandilla eskuartean heldu eta bere betiko itsasoa agertu zitzaion begien aurrera. Erretinak dardarka sentitu zituen. Eta piztu zitzaion, indar handiz piztu ere, itsasoa besarkatzeko behar itogarri hura. Larritasun hura, arrazoi bakarrarengatik bizi zenaren seinale larri hura.

Askotan itzuli zen ondoren Iratxe bere “txaso” maitea ikustera. Barandilletara gerturatu eta konturatzen zen han sentitzen zuen sosegua ez zuela beste inon aurkitzen. Itsasoak sendatzen zituen bere zauriak. Bere noraezari zentzua ematen zion. Itsasoa, betidanik zen bere bizitzaren abiapuntua, dena hasi eta bukatzen zen lekua. Hori zen bere bizitza laburraren historioa.

Halako egun batez izan zen Kontxako barandillak atzean utzi eta txikitan bezala itsasertzera hurbildu zenekoa. Hondarra sentitu zuen bere oinen azpian, bere behatzen artean, umel, itsaskor, leun. Eta lehenengo urratsa eman zuen uretarantz. Haizea sentitu zuen bere aurpegia laztantzen, indarrez, begiak ixterainoko indarrez. Eta eman zuen bigarren urratsa. Besoak luze luze eta zabal zabal jarri zituen orduan, besarkadak emateko moduan jartzen direnean bezala. Eta eman zuen hirugarrena. Urak, oinak busti zizkion orduan, eta eman zuen laugarrena. Eta bosgarrena ere eman zuen, eta seigarren bat ere bai. Zazpigarrenean ahaztu zitzaion urak burua estaltzen ziola, izan ere, lehendabiziko aldia zen bere besoen artean itsasoa sentitu zezakeela. Besarkatzen ari zen itsasoa. Orduan bai, orduan sentitu zituen bere zauriak arintzen zirela, bere gogoa asetzen zela, bere ametsa gauzatzen ari zela. Eta ahaztu zitzaion beste guztia. Urrats guztiak eman zituen orduan eta han geratu zen Iratxe, besarkada amaigabe batean.

Betiko.


Arantza Santesteban

lunes, 21 de noviembre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

 

Prohibido ser mujer


   En 1804, Napoleón Bonaparte se consagró emperador y dictó un Código Civil, el llamado Código Napoleón, que todavía sirve de modelo jurídico al mundo entero.
   Esta obra maestra de la burguesía en el poder consagró la doble moral y elevó el derecho de propiedad al más alto sitial en el altar de las leyes.
   Las mujeres casadas fueron privadas de derechos, como los niños, los criminales y los débiles mentales. Ellas debian obediencia al marido. Estaban obligadas a seguirlo, dondequiera que fuese, y necesitaban su autorización para casi todo, excepto para respirar.
   El divorcio, que la revolución francesa había reducido a un trámite simple, fue limitado por Napoleón a las faltas graves. El marido se podía divorciar por adulterio de su esposa. La esposa sólo se podía divorciar si el entusiasta había acostado a su amante en el lecho conyugal.
   El marido adúltero pagaba una multa, en el peor de los casos. La esposa adúltera iba a la cárcel, en cualquier caso.
   El Código no otorgaba permiso para matar a la infiel si era sorprendida en falta. Pero cuando el marido traicionado la ejecutaba, los jueces, siempre hombres, silbaban y miraban para otro lado.
   Estas disposiciones, estas costumbres, rigieron en Francia durante más de un siglo y medio.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

sábado, 19 de noviembre de 2011

'Gartxot, konkista aitzineko konkista' filma

   2.003an argitaratu zen Asiskok, Markok eta Jokinek egindako "Gartxot" komikia. Atzotik, euskal zinemetan dugu "Gartxot, konkista aitzineko konkista" filma. Campionen lanean oinarrituriko Itzaltzuko bardoaren istorioa kontatzen du filmak. Hona hemen Adrian Garciak Berrian idatzitako artikulua:

Erresistentziaren ikurra
Trailerra: http://gartxotfilma.com [02:10 minutu]
 
Garxot komikia, 2003.
   Herriaren oroimena eta kultura kantuaren bidez transmititzea zen bardoaren eginkizuna. Pertsona nabarmena izan ohi zen. Herriz herri istorioak, kondairak eta bertsoak kantatzen zituen, herriaren kulturaren garra bizirik mantenduz. Boterearentzat pertsona arriskutsua izan zitekeen ere, komeni ez zitzaien mezuak helaraz baitzitzakeen.
   Itzaltzun (Nafarroa) XII. mendean bizi den bardoa da Gartxot, konkista aitzineko konkista helduentzako animazio filmaren ardatza. Ostiralean estreinatuko dute euskarazko filma Hego Euskal Herriko hiriburuetako zinemetan.
   Arturo Campion idazle nafarrak 1917an idatzitako Gartxot, Itzaltzuko bardoa liburuan oinarritu dira Juanjo Elordi eta Asisko Urmeneta filmaren zuzendariak. Ikerketa egin zuen Campionek Leireko monasterioan eta Iruñeko Udal artxiboan, eta han bildutako datuetatik abiatuz asmatu zuen ondoren Gartxot bardoaren kondaira.
   Gartxot da Itzaltzuko bardoa, istorio eta poemak herriari kantatzen dizkion kontalaria. Orreagako abade berriak ez du gogoko bardoaren jarduna, eta deserriratu eta haren seme Mikelot bahituko du. Ahots ederra du Mikelotek, eta latinez kantatuko duen fraidea bilakatu nahi du abadeak. Mikelotek ihes egitea lortuko du, eta aitarekin herriz herri kantatzen hasiko da, harik eta soldaduek harrapatuko dituzten arte.
   Juanjo Elordik azaldu duenez, «euskararen aldeko garrasia» da Campionek idatzitako ipuina, garai hartan Nafarroako ekialdean euskara galtzen ari baitzen. Filma ekoizteko prozesuan zebiltzala, ordea, Campionen kondairaren beste irakurketa bat egin zuten. «Campionen ustez, garai hartan —XII. mendean— hasi zen hemengo antolakuntza eta gobernua ezegonkortzeko prozesua abian», dio Elordik. Hortik datorkio filmari konkista aitzineko konkista izenburua.
   Ikuspegi berria eman diote bi zuzendariek Campionen istorioari, «gaur eguneko ikuspegia». Boterearen aurka pertsonek har dezaketen hiru jarrera islatzen ditu filmak, Elordiren esanetan: «Ihes egitea, kolaboratzea eta aurre egitea». Konkista eta akulturazio prozesuen aurkako erresistentziaren ikurra da Gartxot.
   Arturo Campionen istorioak izan du jarraipenik beste autoreen eskutik. 1981ean Benito Lertxundik Altabizkar Itzaltzuko bardoari diskoa kaleratu zuen.
   Lertxundi bera arduratu da filmaren musikaz. Garrantzi berezia izango du filmean musikak, bardo bati buruzkoa baita. Lertxundik bere diskografiatik aukeratu eta berriz nahasturiko doinuak izango ditu filmak. Pertsonaia bati ere ahotsa jarri dio musikariak.
   Euskara aldetik, film berezia da Gartxot. Sinesgarritasuna emate aldera, Zuberoako aktoreek jarri dituzte ahots gehienak, Zaraitzu aldeko euskalkia zuberotarraren antzekoa baita.


* Eta gogoratu, komikia topatu ezean, abasolopez@gmail.com helbidera idatzi besterik ez duzu egin behar. Horretarako da Arrotxapeako Historiaren Txokoaren herri liburutegia.

martes, 15 de noviembre de 2011

Lugares de la memoria: Franquismo en Arrotxapea.

Hona hemen Arriasko.com Arrotxapeako Herri Atarian idatzi dudan azken kolaborazioa.

Lugares de la memoria

La cuestión de la Memoria Histórica se ha convertido en nuestros días en tema de discusión y reflexión, tanto en la calle como en los medios de comunicación y en las Instituciones. En esta ocasión vamos a mencionar dos lugares de la memoria en Arrotxapea, el monte Ezkaba y el túnel del Plazaola, retrocediendo con ellos setenta y cinco años en el tiempo.
Plazaola Pasabidea
Argazkia: Patxi Abasolo, 2011-azaroa.
Tras la proclamación del Bando escrito por Emilio Mola Vidal aquel 19 de julio de 1936, se impuso el estado de guerra y se suprimieron todos los derechos vigentes durante el régimen republicano. La violencia y la represión se impusieron desde un primer momento, elementos éstos que caracterizarían al régimen dictatorial que se impuso finalmente durante cuarenta largos años. Sólo así podemos explicar los más de 3.000 fusilamientos habidos en una Navarra que no conoció la guerra en su territorio. Las palabras de Mola anunciaron bien claro lo que se avecinaba: 
“Esta guerra tiene que terminar con el exterminio de los enemigos de España [...] Yo veo a mi padre en las filas contrarias y lo fusilo [...] El arte de la guerra yo lo definiría así: Es el medio de juntar veinte hombres contra uno y, a ser posible, matarlo por la espalda”.
Para comprender que entendían por “oposición” es suficiente con ver que el simple hecho de rechazar un cargo era motivo de fusilamiento. Al fin y al cabo, la represión cumplía una función política: atemorizar y anular al enemigo. Sin este elemento, que constituyó la base de la dictadura franquista, difícilmente podríamos entender las largas décadas en que se ésta se mantuvo.
Sin olvidar el apoyo social que tuvo el alzamiento en la Alta Navarra, hay que recordar que muchas personas no tuvieron otra alternativa que “la cuneta o al requeté”. La mayoría de los detenidos y fusilados se produjeron en Iruñea, donde a menudo los fusilamientos se convertían en espectáculo público en la Vuelta del Castillo. Dentro de la capital, las zonas más humildes fueron las que sufrieron una mayor represión: la calle Merced, Arrotxapea, Jarauta, Tejería, Calderería y la calle El Carmen.
Palizas, multas, quema de libros, exilio, robo de bienes, cortes de pelo y aceite de ricino, trabajos forzados, agresiones sexistas, etcétera, extendieron el terror por doquier, como en la Plaza del Castillo o en el túnel del Plazaola de Arrotxapea. He aquí el testimonio de las hermanas Muguiro:
“Llegó una camioneta de requetés a las dos y media de la mañana. Uno de ellos, que era acomodador del Gayarre, lo conozco. Llevaban todos su buen santocristo y las pistolas colgando. Yo tenía 18 años. En el descansillo de la escalera todos a mi alrededor, me cortaron el pelo mientras me decían disparates. Registraron y tiraron todo y a mi hermanica Pepita de 13 años la estuvieron apuntando y amenazando y le entró tal terror que se llenó de granos y la pobre se hinchó toda. Me dejaron un mechón delante y se fueron a la casilla donde cogieron a mi hermano. Yo, en medio de la desgracia, tuve suerte, porque a otras las metían en el túnel del Plazaola, donde el río, a media noche y allí les cortaban el pelo y les hacían otras cosas...”.
La represión se extendió a todos los aspectos, también al moral y al institucional, con despidos y fusilamientos de concejales y funcionarios, así como al ámbito educativo, con la investigación y purga sistemática de todo el profesorado.
Aunque la represión más dura se dio en los primeros momentos, no podemos olvidar la sangría que supuso el fuerte Alfonso XII del monte Ezkaba. Además de los primeros fusilamientos, y los numerosos muertos por las duras condiciones de frío, humedad y hambre, la fuga llevada a cabo el 22 de mayo de 1939 tuvo fatales consecuencias: tan sólo tres prisioneros consiguieron huir, con un resultado final de 585 detenidos, 225 asesinados en el monte y otros 25 tras ser juzgados y condenados.
Los ecos de tanto terror siguen resistiéndose al olvido impuesto por las instituciones y muchos de sus agentes políticos. Las calles de la Merced y del Carmen, la Plaza del Castillo, las fosas de la Ciudadela, la Plaza de Toros, el Fuerte de Ezkaba o el Tunel del Plazaola han sido testigos de todo ello. Lugares de la memoria que, también en Arrotxapea, se niegan a olvidar. Para que nunca más vuelva a suceder.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissan

 Las edades de Iqbal


   En Pakistán, como en otros países, la esclavitud sobrevive.
   Los niños pobres son objetos descartables.
   Cuando Iqbal Maiz tenía cuatro años, sus padres lo vendieron por quince dólares.
   Lo compró un fabricante de alfombras. Encadenado al telar, trabajaba catorce horas por día. A los diez años, Iqbal tenía la espalda de jorobado y pulmones de viejo.
   Entonces huyó y viajó y se convirtió en el portavoz de los niños esclavos de Pakistán.
   En 1995, cuando tenía doce años, un balazo lo volteó de la bicicleta.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

martes, 8 de noviembre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria / Diario de la Rotxa (15)

Arrotxapeako azken nekazaria.
Argazkia: Patxi Abasolo, 2011-urria-23.
   La última vez iniciamos este Diario con el intento de violación a una joven de la Rotxa en la calle Artika, y la convocatoria para protestar públicamente contra esa nueva agresión sexual. No llegaron a 20 las personas que el 20 de octubre se dieron cita tras la pancarta "Eraso sexistarik EZ!". Muchas veces parece que, para indignarnos, necesitamos de espectáculos mediáticos movidos únicamente por el morbo y los índices de audiencia.
   En efecto, en estos tiempos de medios de comunicación de masas, la peor censura es aquella que impone silencio. Los acontecimientos que no sean cronicados, sencillamente, no habrán existido. Y de esto saben mucho los movimientos sociales y populares, cuya actividad queda relegada al mayor de los ostracismos por los agentes que quieren que todo siga igual. Especialmente en períodos electorales. Los agentes político-institucionales pasan a ser el tema de los mass media, mientras que el trabajo y las reivindicaciones de los movimientos populares son sistemáticamente ninguneados por esos mismos creadores de opinión. No es casualidad que conceptos como "normalidad política" vayan totalmente disociados de otros como "normalidad social", cuando, por lo menos en mí humilde opinión, "normalidad" sólo hay una, con todos sus elementos, sean estos políticos, sociales o económicos.
   Es también el caso de nuestro barrio. Muchas veces no lo leeremos en los periódicos, ni lo oiremos en las radios, ni lo veremos en las televisiones, pero ahí están, día a día, invirtiendo sonrisas y lágrimas para que la Rotxa siga siendo un barrio de verdad. Ahí está la Federación Batean y las trabas del Ayuntamiento a todos los colectivos que llevan años trabajando con los más gaztes, desarrollando vínculos entre éstos y los colectivos y  el barrio, formas de socialización que no deben ser vistas con buenos ojos por nuestras autoridades.
   El 23 de octubre tuvo lugar una nueva edición de la Marcha a Ezkaba por la defensa de ese espacio natural, y el 25 de octubre fue la APYMA de Patxi Larrainzar quien, una vez más, tuvo que ofrecer una rueda de prensa para denunciar el abandono del centro por parte de las autoridades educativas, quienes incluso no han cumplido el compromiso adquirido para realizar durante el verano pasado determinadas mejoras. Y, de nuevo, la necesidad de un instituto, acentuada por la saturación que sufre el Instituto de Biurdana, al que acuden la mayoría de las jóvenes de barrio.
   Fue precisamente la comunidad escolar la que se manifestó el 22 de octubre en las calles de Iruñea contra los recortes en la Enseñanza, con una convocatoria de huelga para el día 27, que fue seguida masivamente por el único centro que garantiza una enseñanza plurilingüe con el euskera como lengüa vehicular preferencial.
Txirrindula Martxaren helmuga.
Iturria: EHE
   Las concentraciones del 27 de octubre y el 3 de noviembre realizadas por las trabajadoras de la clínica Padre Menni a favor de un nuevo convenio, la carta pública firmada por 122 residentes y familiares del centro gerontológico Amma Oblatas denunciando la falta de calidad asistencial y una mala atención hacia los mayores, el apuñalamiento que el 26 de octubre sufrió un joven de origen ecuatoriano por otro menor de procedencia brasileña, ambos de 17 años, la presentación pública realizada el 3 de noviembre en Carbonilla por parte de la Asamblea de Personas Paradas de Iruñerria, o la necesidad que aún tenemos de iniciativas como la Marcha de Bicicletas organizada por EHE que este sábado, 5 de noviembre, pasó por la Rotxa en defensa de los derechos lingüísticos de las gentes de aquí, nos demuestran que, sin normalidad social, sin paz social, esas otras normalidades no terminarán nunca de serlo.
  

* Páginas anteriores:

lunes, 7 de noviembre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant


Toussaint

   Nace esclavo, hijo de esclavos.
   Es raquítico y feo.
   Pasa la infancia charlando con los caballos y las plantas.
   Los años lo hacen cochero del amo y médico de sus jardines.
   No ha matado ni una mosca cuando las cosas de la guerra lo ponen donde está. Ahora lo llaman Toussaint L’ Ouverture, porque a golpes de espada abre las defensas enemigas. Este general improvisado adoctrina a sus soldados, esclavos analfabetos, explicándoles el porqué y el cómo de la revolución, mediante los cuentos que aprendió o inventó cuando era chico.
   En 1803, ya el ejército francés está en las últimas.
   El general Leclerc, cuñado de Napoleón, le ofrece:
- Conversemos.
Toussaint acude.
Lo atrapan, lo encadenan, lo embarcan.
Preso en el castillo más frío de Francia, de frío muere.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008


sábado, 5 de noviembre de 2011

Cuando Felipe II me amargó el dulce.

   Hona hemen Arrotxapeako Txabik sortutako http://navarractual.com web orrirako idatzi dudan bigarren kolaborazioa.

Cuando Felipe II me amargó el dulce.



     Me encantan los mantecados. Uno de los muchos y buenos recuerdos que tengo de la infancia es precisamente aprovechar la ausencia de la abuela Paca para rebuscar en todos los rincones de su casa aquel tesoro que era la caja de pastas y mantecados. Los constantes cambios de escondite eran en vano, pero, en vez de enfadarse, el ingenio del nieto no hacía sino divertir a aquella pequeña y encantadora viejica vestida de negro.
   Este fin de semana, en Gernika-Lumo, he recordado una vez más aquellas pequeñas-grandes hazañas. Paseando por la calle principal de la villa, junto a los jardines, Oihana y Haizea se encapricharon con los dulces del escaparate de la pastelería, y el aitatxo hizo lo mismo con el montón de polvorones que, además, presumían de estar hechos a mano.
   ¡Qué poco me duró la alegría! Cogí uno de ellos y… “FELIPE II. Exquisitos mantecados Escorial. Los mantecados del Rey” Pues si, con corona imperial y todo. ¡Joder, si es que uno no puede desconectar ni para disfrutar de esta delicia de azúcar, harina con almendra y manteca! ¡No hay derecho!
   Más tarde, haciendo un clic en la Confitería gasteiztarra, pude leer el orgullo por la calidad y el éxito del producto: “Así como en su Imperio "no se puso el sol", podríamos decir lo mismo del Mantecado FELIPE II, ya que esta delicia de la repostería española, está muy extendida por el mundo entero”. Mal andamos quienes no somos amigos de Imperios ni de emperadores. En 1569 Felipe II planteó la construcción de una fortaleza en Iruñea, la Ciudadela, que vino a ser la gran comisaría de Navarra, destinada tanto al control de los rebeldes navarros como a la vigilancia militar de los Pirineos. Felipe II ordenó su construcción en 1571. Lógicamente, sus alcaldes y soldados serían castellanos, “para sujetar la voluntad de los naturales”. Más de cien años después de la conquista, el Ejército de ocupación seguiría sin dejar entrar a los navarros en estas plazas estratégicas. Antes de morir, el monarca español dejaría constancia en su Testamento de la ilegitimidad de la Conquista de los territorios navarros.
   La Confitería de Gasteiz dice que “Podemos así concluir que después de siglos los mantecados FELIPE II siguen siendo los más distinguidos y deseados. Su tradicional elaboración artesanal, fielmente guardada generación tras generación, les han hecho merecedores de las más altas recompensa honoríficas, convirtiéndoles en un privilegio y en una leyenda”. Y, la verdad, están buenísimos. Eso sí... ¡uno y no más! Por lo menos, mientras sea FELIPE II.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Jóven y navarra… siempre bajo sospecha.


Es duro escuchar los testimonios de torturas, más aún si esos testimonios tienen nombre y apellidos, si son rostros conocidos. Estos días se está llevando a cabo el juicio contra nueve jóvenes navarras, a 500 kilómetros de distancia, en la Audiencia Nacional, en uno de esos oscuros rincones de España. Entre esas jóvenes se encuentran Maider Camino y Alberto López, dos jóvenes que conozco muy bien, jóvenes muy conocidas por el trabajo realizado en los movimientos populares de la Comarca de Pamplona.
   Todas ellas han denunciado amenazas, humillaciones, maltratos y torturas, "un infierno". Las únicas pruebas presentadas son sus propias declaraciones bajo tortura. Jóvenes, navarras y comprometidas en sus barrios, ciertamente, una peligrosa combinación.
Desgraciadamente, no es nada nuevo. De aquella mitad del siglo XVI nos llegan las primeras noticias de torturas a naturales del país para la obtención de información política. El propio virrey informó de la detención de varios “navarros que tras habérseles dado tormento confesaron actos en deservicio de su Majestad”. En adelante, navarro y sospechoso pasarían a ser sinónimos. “Sospechosas”, “ladrones”, “mentirosos”, “traidoras”, “heréticos”, “salteadores de caminos”… Y con esas acusaciones comenzaba un largo viaje sin fin a cientos de kilómetros de sus lugares de origen, un largo viaje a los rincones más oscuros de Castilla. Siempre ha sido así a lo largo de estos 500 años.
Con estas líneas tan sólo quería decir que, quienes conocemos a estas jóvenes, bien sabemos que no son malhechoras. Por eso nos atrevemos a pedir que se ponga fin a tanta orden de detención de maleantes que no lo son. Porque tan solo son jóvenes navarros comprometidos con la Navarra de hoy.

Gazte eta nafarra… beti susmagarri.

Latza da tortura testigantzak entzutea, are gehiago testigantza horiek izen-abizenak baldin badituzte, aurpegiak ezagutzen baldin baditugu. Egun hauetan bederatzi gazte nafarren aurkako epaiketa izan da, hemendik 500 kilometrora, Espainako txoko beltz horietako batean, Auzitegi Nazionalean. Gazte horien artean, Maider Camino eta Alberto López, ongi ezagutzen ditudan bi gazte, oso ezagunak Iruñerriko herri mugimenduetan egindako lanagatik.
Mehatxu, umilazio, tratu txar eta torturak jasan izana salatu dute guztiek, “infernua” izan zela. Atxilotuta egonik egindako deklarazioak dira froga bakarrak. Gazteak, nafarrak eta auzoan konprometituak, konbinazio arriskutsua benetan.
Ez da gauza berria, tamalez. XVI. mendeko Nafar inbaditu eta konkistatu hartatik datozkigu informazio politikoa lortzeko asmoz bertakoei egindako lehenengo torturen testigantzak. Erregeordeak berak eman zuen atxiloketa batzuen berri, “navarros que tras habérseles dado tormento confesaron actos en deservicio de su Majestad”. Aurrerantzean, nafarra eta susmagarria sinonimo bihurtuko ziren. “Susmagarriak”, “lapurrak”, “gezurtiak”, “traidoreak”, “heretikoak”, “bidelapurrak” … Eta akusazio horiekin batera hasten zen bere lurraldetik ehunka kilometrora amaierarik gabeko bidai luze hura, Gaztelako txoko beltzetara. 500 urte hauetan guztietan berdin.
Lerro hauekin zera esan nahi dut: gazte hauek ezagutzen ditugunok ongi dakigu gaizkileak ez direla. Beraz, honekin ere eskaera bat luzatu: gaizkileak atxilotzeko agindu horik guztiak bertan behera uzteko. Azken batean, gaurko Nafarroarekin konprometitutako gazte nafarrak besterik ez dira.


jueves, 3 de noviembre de 2011

Aldaba aldizkaria: "Una historia insumisa"

2011ko iraila-urria, 170. zkia.
   Honetan ere Gernika-Lumotik datorkigu berria. Izan ere, bertako Aldaba aldizkarian nik idatzitako "Una historia insumisa: Solicitud de asilo político en Bruselas" argitaratu da, 2011ko iraila/urriko 170. zenbakian.
   Arrotxapeako Ezkaba aldizkariaren zein Historiaren Txoko honen irakurleek ongi dakitenez, luze eta zabal landu dugu Insumisioaren gaia. Hona hemen argitaratutako artikulu batzuk:

"Que la mili no me gusta
y que a mí nadie me asusta
lo que yo quiero es vivir.
Insumisión, insumisión"

Kojon Prieto-Huajalotes

martes, 1 de noviembre de 2011

Vº Centenario Conquista Navarra: Marcha Nacional a Iruñea

   Este sábado cincuenta representantes de distintos colectivos sociales, culturales, políticos e institucionales han dado el apoyo a la Marcha Nacional Navarra/Euskal Herriko Ibilaldi Nazionala organizada por la Iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik para el 16 de junio del 2012, acto central para rememorar el Vº Centenario de la Conquista de Navarra.

Rueda de prensa, Universidada Pública de Navarra, 29-octubre-2011.
Fotografía: Patxi Cascante, Diario de Noticias.
Además de seguir desarrollando las líneas de trabajo realizadas hasta el momento, han anunciado que recibirán el nuevo año 2012 con la campaña Despierta Navarra, mediante la cuál, a golpe de Zanpanzar, intentarán despertar todos los rincones navarros y a los agentes que se encuentran a lo largo de todas su geografía. Aunque el Plan llenará todo el año, han resaltado la centralidad del acto del 16 de junio, fecha en que se realizará una Marcha Nacional Navarra en Iruñea, a la que están llamados a participar todas las navarras y navarros de todos los rincones de la geografía vasca.
Además, la última semana de julio tendrán lugar distintas acciones en recuerdo de aquél trágico día 25 de julio en que las tropas castellano-aragonesas entraron en la ciudad de Pamplona. En el otoño del 2012 pondrán en marcha una nueva dinámica para recuperar los intentos de recuperación de la independencia navarra. Al fin y al cabo, aquel otoño de 1512 conoció el primer intento serio de recuperación del Reino, proceso que tendría una continuidad de 20 largos años.
El representante de 1512-2012 Nafarroa Bizirik concluyó con estas palabras la rueda de prensa: “Van a cumplirse 500 años desde que conquistaron Navarra y, pese a que aquellos acontecimientos tuvieron lugar hace ya cinco siglos, todavía estamos sufriendo sus consecuencias. Recordando a aquellas navarras y navarros que se destacaron por la defensa de su tierra, queremos gritar bien alto que el Pueblo Navarro tiene todo el derecho a recuperar aquel tesoro arrebatado, su soberanía. Para que Navarra vuelva a serlo”.


* Más información: