lunes, 31 de octubre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant


La guillotina


   Una alta puerta sin puerta, un marco vacío. En lo alto, suspendido, el filo mortal.
   Tuvo varios nombres: la Máquina, la Viuda, la Afeitadora. Cuando decapitó al rey Luis, paso a llamarse Luisita. Y por fin fue bautizada, para siempre, la Guillotina.
   En vano protestó Joseph Guillotin. Una y mil veces alegó que no era hija suya esa verduga que sembraba el terror y atraía multitudes. Nadie escuchaba las razones de este médico, enemigo jurado de la pena de muerte: dijera lo que dijera, la gente seguí creyendo que era el papá de la primera actriz del espectáculo más popular de las plazas de París.
   Y la gente también creyó, y sigue creyendo, que Guillotín murió guillotinado. En realidad, él echó el último suspiro en la paz del lecho, con la cabeza bien pegada al cuerpo.
   La guillotina trabajó hasta 1977, cuando un modelo ultrarrápido, con mando eléctrico, ejecutó a un inmigrante árabe en el patio de la prisión de París.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

martes, 25 de octubre de 2011

La migración a América, también desde la Rotxa.

Hona hemen Ezkaba aldizkariko Historia atalerako idatzi dudan artikulua. 188. zenbakia da, hil honetan argitaratua.

 LA MIGRACIÓN A AMÉRICA

XIX. mendeko nafarrei buruz hitz egitean, ezin dugu Nafarroa utzi eta lan bila joan ziren horiek ahaztu. Ia guztiok Amerikara joan ziren. Bizitoki berria izan arren, ez zuten inoiz haien Herria ahaztuko.


XIX. mendeko nekazaria nafarra.
Iturria: Protokolo-agiritegia.
En Navarra se conserva gran cantidad de esas elegantes casas palacio mandadas construir por indianos, aquellos navarros que se enriquecieron a costa de los Pueblos originarios del continente americano. Nunca mejor dicho, algunas gentes de aquí, conquistadas, tomarían ejemplo de sus conquistadores para, en nombre de éstos, subyugar tierras que ya no conocerían la paz en los siguientes 500 años.
Pero hoy no vamos a hablar de ellos, sino de quienes tuvieron que dejar estas tierras en busca de un futuro mejor. Son esos “tíos de América” que fácilmente encontraremos si indagamos un poco en las historias de la familia. Sí, hicieron lo mismo que ahora siguen haciendo millones y millones de personas de todo el mundo, y no por gusto propio, pese a nuestras miradas de reprobación. Bien estaría que les ofreciésemos el mismo trato que a nuestros antecesores les hubiese gustado recibir.

Causas y destinos.
Las causas por las que alguien decidía cruzar el Océano Atlántico eran muchas y muy variadas. A las razones de índole económica como malas cosechas, falta de tierra o el sistema hereditario particular de estas tierras, hemos de añadir otras de carácter ideológico y político, caso de las derrotas carlistas o la negación de los jóvenes a cumplir el servicio militar (ver Ezkaba nº 182). O casos más personales, como la asustada joven que huía del acoso a que la sometía un vecino que pretendía poseerla. En todo caso, sí podemos afirmar que la emigración navarra, como la vasca en general, constituyó un fenómeno muy precoz, inmerso entre las primeras oleadas de emigración masiva de europeos a una América que se estaba segregando en multitud de países independientes hacia 1825. No sabemos cuántos pudieron ser, menos aún cuando los ciudadanos vascos quedaban registrados como españoles o franceses según fuese su procedencia, aunque se ha barajado la cifra de 200.000. Los habitantes del norte (Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa) partirían de los puertos de Baiona y Burdeos, y los del sur (Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Alta Navarra), de Pasajes, hasta que la depresión de 1929 frenara de golpe la atracción de las tierras americanas.
En Argentina y Uruguay eran productores de leche, en Estados Unidos pastores, y la mayoría de los instalados en México, Cuba y Chile, comerciantes. En Australia fueron cortadores de leña. En las ciudades, la mayoría trabajó en el artesanado y el comercio, aunque muchos de ellos lo hicieron también en la agricultura, la ganadería y otros oficios. La población vasca inmigrante en el Buenos Aires de 1855 es un claro ejemplo de la diversificación ocupacional de aquellas comunidades, predominando los trabajos no cualificados (jornaleros) con un 15% del total, los diversos oficios artesanales (zapateros, joyeros, torneros, hojalateros…) con un 18,5% y el sector de los servicios semicualificados, especialmente domésticos, con un 23,49%. Cabe destacar la gran presencia de mano de obra femenina, tanto en el servicio doméstico como de costureras y modistas, sobre todo de las mujeres procedentes del otro lado de los Pirineos, beneficiándose éstas del prestigio que se otorgaban a las modistas francesas.

Especialización laboral.
En general, todos ellos acabaron especializándose en determinadas profesiones, como jardineros en San Francisco, lecheros o panaderos en las ciudades del sur de California, empleados de aserraderos en pequeños pueblos de Oregón, o también hoteleros a lo largo y ancho de los estados del Oeste. En ocasiones llegaron a ostentar casi su monopolio, como el caso de la mayoría de las empresas de leche. El diario The Silver Star de Winnemucca (Nevada) escribía lo siguiente en 1892, refiriéndose a la llegada de trabajadores vascos: “Empiezan cuidando alguna ovejas, y después de algunos años, son dueños de su propio rebaño con lo que habrán acumulado el suficiente dinero para volver a Europa y llevar una vida apacible en su hogar”. Lo cierto es que, en la práctica, navarro, vasco y pastor se convirtieron en conceptos sinónimos, dándose una fuerte concentración de esa inmigración en el estado de California hasta mediados de 1870. Posteriormente, los ovejeros se extenderían por Nevada, Idaho y Oregon. Ya en 1911, los datos que disponemos nos hablan de un 5% de vascos entre los pastores de la zona norte de Elko (Nevada), llegando pronto a constituir el 80%.

Guillermo Isidoro Larregui
Guillermo Isidoro Larregui Ugarte nació en Arrotxapea (Errotxapea, Rochapea, La Rocha…) el 27 de noviembre de 1885, llegó a Buenos Aires con solo quince años en el año 1900, y murió el 5 de julio de 1964 en Iguazú. En los primeros tiempos trabajó como marino, más tarde como carpintero, hasta que se trasladó a la Patagonia para trabajar como peón en una multinacional petrolera norteamericana en la que estuvo hasta 1935.
Guillermo Isidoro Larregui
Iturria: http://vascodelacarretilla.blogspot.com/
Ese año, una apuesta realizada entre amigos lo convertiría en una de las personas más conocidas de Argentina: el Vasco de la Carretilla. Tras un año y dos meses en los que recorrió 3.400 kilómetros, el 25 de mayo de 1936, entró en la capital, Buenos Aires, en medio de un recibimiento del que participaron altas autoridades políticas argentinas. Toda una hazaña con sólo dos compañeras de viaje: una carretilla que tenía la base de 70 cm x 110 cm y 30 cm de alto, y un perro pastor alemán al que llamaba Secretario. Y como infraestructuras, una carpa de 2.50 m de largo por 2 m de ancho, una cama plegadiza, colchón y colcha, herramientas completas, utensilios de cocina, calentador, juego de lavabo, cepillos, brocha, navaja y provisiones.
Quiero recordar aquí unas declaraciones suyas realizadas al periódico Crítica tras aquella primera azaña: “He llegado por que soy vasco; soy vasco y tenía que llegar. Por eso pude terminar el viaje. […] Había prometido hacer este viaje y lo hice. Me agradaría dar la vuelta al mundo empujando mi carretilla. Me sobran fuerzas y voluntad, para eso soy vasco. […] “Aunque nada tengo, nada quiero. Esta hazaña la he realizado porque la prometí cumplir. Con ser hombre de palabra cualquier vasco está bien pagado”. En otra ocasión, el periódico El Imparcial le preguntó si era vasco. He aquí su respuesta: “Sí. De Pamplona”. Este párrafo nos ayudará a entender mejor el siguiente apartado.

Diáspora organizada.
La población vasca emigrada nunca olvidó su país natal. No obstante, su carácter extremadamente tardío fue un rasgo que caracterizó su organización institucional. Transcurrió medio siglo entre la llegada de las primeras oleadas de inmigrantes y la aparición de los primeros centros vascos en Argentina, Uruguay y los Estados Unidos durante el último cuarto de siglo. De hecho, hasta el año 1876, esa población fue integrándose en las pocas asociaciones nacionales francesas y españolas ya existentes, la mayoría de ellas sociedades de socorros mutuos, dirigidas a un fin eminentemente práctico. Fue el caso del “Hospital Francés” de Buenos Aires o la “Asociación Española de Socorros Mutuos” de Montevideo en 1852 o la de Rosario en Argentina, primando en todas ellas los fines asistenciales.
A pesar de tener elementos culturales y lingüísticos comunes más que evidentes, las vascas y vascos procedentes de ambos lados de los Pirineos se veían estructuradas como dos comunidades diferenciadas. En el último tercio del siglo, la prohibición de los fueros en 1876 empujó a los emigrantes vascos de sur a reunirse y crear organizaciones a modo de protesta: Laurak Bat de buenos Aires, Laurak Bat de Montevideo, Sociedad Vasco-Navarra de La Habana… Tenían un doble objetivo: hacer centros de reunión para los vascos y desarrollar la identidad vasca en América; por otra parte, organizar acciones de ayuda mutua en caso de enfermedad, pobreza o muerte. En los años de 1880 se oyeron las primeras voces a favor de la participación de los vascos del norte, llegando a unirse en 1886 en la capital uruguaya, con la creación del centro vasco Guziak Bat. No tuvo el mismo éxito en Buenos Aires, donde los vascos del norte hubieron de crear su propio centro, el Centre Basque Français. Con la creación de la Euskal Echea en 1899 por el suletino Martin Errecaborde, todos los centros que se abrirían en adelante estarían abiertos a todos los ciudadanos vascos, independientemente de su lugar de procedencia.
Esos últimos años de siglo conocieron la presencia de nacionalistas vascos en América y en las islas Filipinas, donde había ya un pequeño número de seguidores de Sabino Arana poco antes de que se declarara la guerra hispano-norteamericana de 1898. Esa presencia aumentaría con el nacimiento del nuevo siglo, especialmente en Argentina y Uruguay. En 1903, fecha de la muerte del fundador del PNV, un pequeño grupo de miembros activos del partido nacionalista, entre ellos Andoni de Bereziartua, Policarpo de Barrena y Zoilo de Azpiazu, se instalaron en Argentina y constituyeron la primera organización nacionalista vasca. No obstante, fue a partir de 1920 cuando comenzó un verdadero proceso de implantación del nacionalismo vasco en América, porque, más allá de las frágiles direcciones de los centros vascos, dispondría ya de un sustento humano sólido.


*Bibliografia:
- Alvarez, Oscar, “Americanos y vascos mano a mano: Las emigraciones vascas hacia América”, in GOYHENETCHE, Manex, Historia General del País Vasco, T.III: A las puertas de la sociedad moderna, Donostia, Ttarttalo, 2005.
- Alvarez, Oscar, “Las nuevas Euskal Herrias americanas: Los vascos y las emigraciones ultramarinas (1825-1950)”, in AGIRREAZKUENAGA, Joseba, Historia de Euskal Herria: Historia general de los vascos, v. 4, Donostia, Lur, 2004.
- Urrutia, El vasco de la carretilla, Txalaparta, 2001.



lunes, 24 de octubre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant,

 Olympia

    Son femeninos los símbolos de la revolución francesa, mujeres de mármol o bronce, poderosas tetas desnudas, gorros frigios, banderas al viento.
   Pero la revolución proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y cuando la militante revolucionaria Olympia de Gouges propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, marchó presa, el Tribunal Revolucionario la sentenció y la guillotina le cortó la cabeza.
   Al pie del cadalso, Olympia preguntó:
   - Si las mujeres estamos capacitadas para subir a la guillotina, ¿por qué no podemos subir a las tribunas públicas?
   No podían. No podían hablar, no podían votar. La Convención, el Parlamento Revolucionario, había clausurado todas las asociaciones políticas femeninas y había prohibido que las mujeres discutieran con los hombres en pie de igualdad.
   Las compañeras de lucha de Olympia de Gouges fueron encerradas en el manicomio. Y poco después de su ejecución, fue el turno de Manon Roland. Manon era la esposa del ministro del Interior, pero ni eso la salvó. La condenaron por su antinatural tendencia a la actividad política. Ella había traicionado su naturaleza femenina, hecha para cuidar el hogar y parir hijos valientes, y había cometido la mortal insolencia de meter la nariz en los masculinos asuntos de estado.
   Y la guillotina volvió a caer.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

viernes, 21 de octubre de 2011

Irudi historiko bat

www.berria.info, 2011-urria-21.
   Euskadi 'Ta Askatasunaren sorrera Euskal Herriko Historia Garaikideko une esanguratsuenetariko bat izan da. Herri honen oraina bestelakoa litzateke erakunde hori gabe, zein bere baitatik sortutako ehun sozial, politiko eta kulturalik gabe. Baita gure Arrotxapearena ere. Beraz, honetan bai, bagaude sarritan "historiko" izendatzen ditugun gertaera eta irudi horietako baten aurrean.
   Honekin, Herri honek pairatzen duen gatazka politikoak sortutako atal baten amaieraren aurrean gaude. Noizko hainbeste sufrimendu eragin eta eragiten duen gatazka politikoaren beraren amaiera? Ea gertaera eta irudi historiko horiek Arrotxapeako Historiaren Txoko honetan argitaratzen diren! Azken batean, lehenago ala beranduago horren amaiera etorriko zaigu.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria / Diario de la Rotxa (14)


Nuestro diario no recogió el intento de violación de una joven del barrio a mediados del pasado mes de septiembre. La vecina fue abordada en la calle Artika y, al resistirse, fue duramente agredida por el atacante antes de darse a la fuga. Mañana, 20 de octubre, el barrio tiene una cita en la calle para gritar bien alto “Eraso sexistarik ez!” con la esperanza que no vuelvan a sucederse hechos semejantes. Será en el cruce de la calle Artika con Marcelo Celayeta, a las 19:30 horas.
La verdad es que, como se suele decir, las desgracias no vienen solas. El 4 de octubre una persona resultó herida al atropellarla un coche en uno de los pasos de cebra de la avenida Marcelo Celayeta. Y el día 13, una farola se interpuso en el camino de un vecino muy pero que muy cercano al autor de la presente crónica, con tal fatalidad que acabó perdiendo el conocimiento y en un pasillo (ya sabeis, aquí también ha llegado la crisis) de urgencias del Hospital. Pues sí, debió ser en el callejón de la salida principal de Patxi Larrainzar. Sin olvidar el despiste del susodicho, ¿desde cuándo hay farolas y árboles en medio de la calle? ¡Viva la desordenación territorial de la Rotxa!. Como he podido saber, el susodicho accidentado, nafar independentista sutsua, tuvo la satisfacción de poder comprobar que trabajar el 12 de octubre, día de fiesta oficial en el calendario laboral español, día de la Hispanidad, es muestra de tener la cabeza en su sitio. En efecto, entre las preguntas que el especialista le realizó para ver el grado de consciencia tras el golpe, estuvo aquella de "¿Trabajó usted ayer?" (pues, se supone, que no se trabajaba). El médico hizo un gesto de preocupación ante la respuesta afirmativa. El nafar independentista le hizo saber de su condición, ante lo cuál el médico llegó a la conclusión de que "todo estaba muy normal". ¡Pues eso!
Vamos a terminar con alegría, pues, pese a todo, si hay algo que la Rotxa lleva en la sangre, son las ganas de currar y pasárselo bien. Así fue con la ya comentada fiesta del 1 de octubre organizada por la Federación Batean para celebrar su 10 cumpleaños; la sonrisa del spot grabado por quienes se acercaron el día 11 a la elkarte Errotaberri para seguir aprendiendo euskera; los miércoles de pote-pintxo ecológico en Ipar Gorri (vino o cerveza y pincho ecológicos, sólo 2,20 €); la fiesta de la cerveza Oktober que la Peña La Rotxa realizará el 29 de octubre; y un sinfín de iniciativas que no son sino el reflejo de una Arrotxapea con la determinación de seguir siendo un barrio vivo. ¡Anímate y participa de ellas! ¡No te lo pierdas!





* Azken orrialdeak:

martes, 18 de octubre de 2011

+ 10.000 bisita... mila esker guztioi !!!

Bederatzi hilabete eta erdian...

+ 10.000 bisita !!!

... en nueve meses y medio !


Gehien irakurritako sarrerak / Las entradas más leídas:

  • Bederatzi hilabete hauetan / En estos nueve meses:
  1. La Rotxapea del s. XIX: vendedoras, sirvientas, costureras...
  2. La Rotxapa del s. XIX: un barrio de mujeres trabajadoras.
  3. Asamblea de Personas en Paro: 35 años de historia.
  4. Arrotxapea ala Errotxapea, Rotxapea...?
  5. 1522-2011: Amaiurko Gaztelua.
  6. Historia de la Insumisión desde Arrotxapea (2ª parte).
  • Azken hilabetean / En el último mes:
  1. Kukutza y Tupac Amaru.
  2. La Rotxapa del s. XIX: un barrio de mujeres trabajadoras.
  3. Arrotxapeako Egunkaria / Diario de la Rotxa (13).
  4. La Rotxapea del s. XIX: vendedoras, sirvientas, costureras...
  5. Lore Etxea... Urargi... Irule... Kukutza... Bizirik!
  6. Irailak 27: Txiki, Otaegi, García, Bravo eta Baena Gogoan!
  • Azken zazpi egunetan / En los últimos siete días:
  1. La Rotxapea del s. XIX: vendedoras, sirvientas, costureras...
  2. 500 años: Discurso de Guaicaipuru Cuatemoc.
  3. La Rotxapea del s. XIX: un barrio de mujeres trabajadoras.
  4. Crónica de verano en la Rotxa.
  5. ¡No todo sale adelante!
  6. Urriaren 12: Herri Eskola Ibaetako campusean.

Mila esker guztioi!!

lunes, 17 de octubre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant



La despreciable mano humana


   En 1783, el rey de España decretó que los oficios manuales no eran deshonrosos.
   Hasta entonces, no merecían el trato de don quienes hubieran vivido o vivieran del trabajo de sus manos, ni quienes tuvieran padre, madre o abuelos dedicados a oficios bajos y viles.
   Desempeñaban oficios bajos y viles
los que trabajaban la tierra,
los que trabajaban la piedra,
los que trabajaban la madera,
los que vendían al por menor,
los sastres,
los barberos,
los especieros
y los zapateros.
   Estos seres degradados pagaban impuestos.
   En cambio, estaban exentos de impuestos
los militares,
los nobles
y los curas.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

viernes, 14 de octubre de 2011

Crónica del verano en la Rotxa

   El número de octubre de Ezkaba recoge una cronica de los meses en que la revista estaba de vacaciones. En ella he realizado una síntesis de nuestro Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa, Diario que empezamos a escribir en este Rincón de Historia de la Rotxa el pasado 3 de mayo. Por tanto, si queréis leer esas crónicas completas, no teneis más que hacer un clic en la etiqueta Egunkaria/Diario/Journal.

Crónica del verano en la Rotxa.

Udako oporraldia joan zaigu eta, irailarekin batera, Ezkaba aldizkariko erredakzio taldearen lehenengo bilera gauzatu zen, Arrotxapeako aldizkaria gure etxeetara eta dendetara itzul dadin. Nabaria izan da bi hilabete hauetan Ezkabak utzitako hutsunea. Lerro hauetan saiatuko naiz argitaratu gabeko gertaeren kronika laburra osatzen.

El sábado, 3 de Julio, se presentaron públicamente las 16 pancartas de las Peñas. En total han sido 7 las pancartas estupendamente realizadas por el artista rotxapeano Txema Esteban. Cada pancarta esconde, sin duda, muchas horas de trabajo. Muchas horas y otras tantas historias, como la de la Jarana, dedicada a la violencia contra las mujeres, la de Rotxapea con los empresarios y UAGN destrozando las huertas de Aranzadi o la de Alegría y la actitud chulesca de Barcina frente a iniciativas populares como las mismas Peñas, Olentzero o la Chula Potra. El cartel realizado por Txema ha sido, además, el más votado para representar a los "Herri Sanferminak" de este año.
Merezi al zuen poney honek
hain zigor gogorra?
Argazkia: Patxi Abasolo
Son muchos los elementos sanfermineros que están íntimamente ligados a nuestro barrio rotxapeano: Corralillos, el vallado que recorre todo Santo Domingo, la Peña Rotxapea, el Ferial de Atracciones... Lo cierto es que todo ello ha hecho que, durante las fiestas, la rivera del Arga se haya convertido en uno de los centros de más actividad de la ciudad.
¿Qué dice el vallado de Santo Domingo? Sobre todo sexo y carantoñas, chicas con la autoestima muy elevada, mucho macho, algunos Goras, y constancia de las gentes de otros Pueblos que, rotulador o bolígrafo en mano, se han acercado a la gran fiesta iruindarra. Más de alguna dirá, ¡pero qué ocurrencias las de este contador de historias! Pues sí, pero, de una cosa estoy convencido, que cada una de esas pequeñas frases y proclamas esconde detrás una pequeña gran historia. Seguro que podéis imaginárosla, como la de Juanito El Soti, “virgen hasta ayer”, Alba, Rebeca y Mabi, “las mejores de la Rochapea”, o la proclama de Miguel y Sopi por una “Castilla libre, independiente y comunera”.
La Comparsa de Gigantes de la Rotxa salió a animar el día de las más txikis de la Peña Rotxapea, y con ellas el resto del barrio, aunque, todo sea dicho, fueron los menos quienes se animaron a disfrutar del ambiente sanferminero con Txantxarrana, Arriasko y compañía.
Sanferminetan Bob esponja ere
Arga ibai ertzean
Argazkia: Patxi Abasolo.
También este año han estado presentes los trágicos acontecimientos del 9 de julio de 1978, cuando la Policía española cargó contra la multitud con el resultado trágico de decenas de heridos de bala y el jóven Germán Rodríguez asesinado en la actual avenida Orreaga. Pese a los 33 años transcurridos, las Peñas ofrecieron, una vez más, un sencillo pero entrañable homenaje. Este año la novedad ha venido de la mano, mejor dicho, de la voz, rapera, de Julieta Itoiz, La Chula Potra, rotxapeana residente actualmente en el Casco Viejo.
Atrás quedaron ya esos días de fiesta, y con ellos, los encierros, las barracas de feria y aquel triste pony, Zapatero, que parecía tener que purgar tanta reforma laboral y tanta medida injusta para los de abajo, a base de dar vueltas y más vueltas para disfrute de las más pequeñas.
Entre piscinas, paseos al atardecer, trabajos y escapadas veraniegas, los días iban transcurriendo en un barrio medio vacío, o medio lleno, según se prefiera. Lo cierto es que no han dejado de pasar cosas, algunas buenas (esas que nunca salen en los medios de comunicación), otras más bien de cine, como la persecución que protagonizaron durante casi media hora, en la madrugada del viernes al sábado 30 de julio, un estellés y 12 coches policiales de todos los colores por las calles del barrio; y otras trágicas, como el accidente que las familiares y compañera del joven preso político rotxapeano Zigor Ruiz sufrieron ese mismo sábado cuando acudían a la prisión de Herrera de la Mancha, que se encuentra, ciertamente, demasiado lejos de casa.
   Y esas otras pequeñas y entrañables estampas familiares con la música de fondo "No hay nada más lindo que la familia unida...", de Gabi, Fofo y Miliki, como la bronca de aquel 14 de agosto entre un crío de 10 años y su padre, ambos lanzándose perlas del tipo “¡te ganas una ostia!”, “¡yo te denuncio!”, “y yo te meto en un reformatorio!”; o aquella otra cría con apenas 12 años saliendo del baño de un bar totalmente colocada por esnifar aerosoles.
El 23 de agosto, pudimos saber que el Ayuntamiento ha adjudicado el proyecto, suministro y montaje de dos nuevas instalaciones de energía solar fotovoltaica en dos colegios públicos, uno de ellos el C.P. Rochapea, por un importe de 82.588,62 euros.¡Que no, que no voy a quejarme por apostar por las energías renovables, faltaría más!. Es sólo que leo esas cifras tan largas, pienso en las dificultadas por las que pasa curso tras curso el único colegio del barrio que garantiza el aprendizaje del euskera, que uno ya no sabe si lo que siente es pena, rabia, o todo ello a la vez. Y eso que Barcina, nuestra nueva Presidenta, en su primer artículo de opinión, escrito para la revista Miradas de ANFAS (agosto, 2011), afirma que "No hay personas discapacitadas sino sociedades discapacitadas, incapaces de ofrecer la inclusión de todas las personas". ¿Será que va a poner fin, de una vez, a la exclusión y dificultades que han de sufrir miles y miles de escolares que han optado por una enseñanza euskaldun y plurilingüe? No sé, no sé...
En efecto, las formas de colocarse son múltiples. Una de ellas puede ser fruto del insomnio, de la falta de sueño, como bien saben las vecinas y vecinos que viven (o sobreviven) cerca y no tan cerca de las iglesias. El 24 de agosto, la prensa recogía el recorrido que ha tenido que realizar una vecina de nuestro barrio contra el excesivo volumen de las campanas de la iglesia Ave María. Ante el pasotismo del párroco y los tres intentos para que el Ayuntamiento solucionase el problema, finalmente, ha sido el Defensor del Pueblo quien ha solicitado al Ayuntamiento una medición del nivel de ruido producido por las llamadas al culto y las señales horarias. Eso sí, sin tocar las llamadas a misa, cuestión ésta que tampoco ha sido recogida por ese Defensor de[cierta parte]l Pueblo. La verdad es que Ave María lleva ya mucho tiempo que da que hablar en el barrio. Primero fue la marcha forzada de aquellos sacerdotes comprometidos con el vecindario toda una vida (como más tarde sucedería en Virgen del Río); luego, la antena móvil escondida bajo la cúpula de su torre en medio del patio escolar Patxi Larrainzar, que el cura tuvo que retirar contra su voluntad por la movilización de la Apyma; y, ahora, el excesivo ruido de unas campanadas que ya no cumplen, ni mucho menos, la función de siglos pasados, símbolo hoy de una institución que se resiste a perder la presencia que históricamente ha tenido en sociedades como la nuestra.
Llegó la hora de decir adiós a la época vacacional. Lo cierto es que, de nuevo en el barrio, las calles, los parques y los propios hogares vuelven a ser lugares de jaleo y bullicio. Las escuelas, comercios y talleres abiertos, de nuevo la vieja Plaza Arriasko repleta de automóviles, los deportistas de verano dejarán de serlo, los colectivos del barrio han reanudado sus dinámicas, muchos seguirán llamando a muchas puertas en busca de cariño a cambio de dinero, el instituto que sigue sin serlo, una vez más las calles levantadas para hacer no-sé-qué-obra-de-siempre, más reformas laborales contra los de siempre… y, de nuevo, fútbol por las venas para que, estos dos meses de travesía del desierto, puedan ser más llevaderos. Serán sólo dos meses. En noviembre (cada vez antes), los comercios, bancos, cristianos y no cristianos, políticos y medios de comunicación nos recordarán que, de nuevo, el comprar, el gastar y buscar la felicidad fácil (sí, la de mentira), puede ayudarnos a llenar otras tantas semanas de vacío, insatisfacciones y hastío. Un saludo, pues, vecinas y vecinos, y uno muy especial para quienes, una vez más, seguirán haciendo de la Rotxa un barrio del que sentirnos orgullosas ¡Va por vosotras!


lunes, 10 de octubre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant


Aventuras de la razón en tiempos
de cerrazón


   Veintisiete volúmenes.
   La cifra no impresiona mucho, si se tienen en cuenta los setecientos cuarenta y cinco volúmenes de la enciclopedia china, publicada pocos años antes.
   Pero la enciclopedia francesa, l' Encyclopédie marcó con su sello el Siglo de las Luces, que de alguna manera le debe su nombre. El Papa de Roma mandó quemarla y dictó la excomunión de quien tuviera algún ejemplar de obra tan blasfema. Los autores, Diderot, D' Alembert, Jaucourt, Rousseau, Voltaire y unos cuantos más, arriesgaron o padecieron cárcel y exilio para que su gran trabajo colectivo pudiera influir, como influyó, sobre la historia siguiendte de las naciones europeas.
   Dos siglos y medio después, esta invitación a pensar sigue resultando asombrosa. Algunas definiciones, entresacadas de sus páginas:
   Autoridad: Ningún hombre ha recibido de la naturaleza de derecho de mandar sobre otro.
   Censura: No hay nada más peligroso para la fe, que hacerla depender de una opinión humana.
   Clítoris: Centro del placer sexual de la mujer.
   Cortesano: Se aplica a quienes han sido colocados entre los reyes y la verdad, con el fin de impedir que la verdad llegue a los reyes.
   Hombre: El hombre no vale nada sin la tierra. La tierra no vale nada sin el hombre.
   Inquisición: Moctezuma fue condenado por sacrificar prisioneros a sus dioses. ¿Qué habría dicho si hubiera visto alguna vez un auto de fe?
   Esclavitud: Comercio odioso, contra la ley natural, en el que unos hombres compran y venden a otros hombres como si fueran animales.
   Orgasmo: ¿Existe algo que merezca tanto ser logrado?
   Usura: Los judíos no practicaban la usura. Fue la opresión cristiana la que forzó a los judíos a convertirse en prestamistas.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008

jueves, 6 de octubre de 2011

Carlos Giménez: "36-39 Malos Tiempos"

Debolsillo, 2011.
    No es la primera vez que recomendamos una obra de Carlos Giménez en nuestro Rincón de Historia (ver "Paracuellos"). Como en aquella ocasión, quiero haceros saber que este año Debolsillo ha editado en un solo tomo los tres de "36-39 Malos Tiempos" publicados entre los años 2007 y 2009. Una ocasión para hacer una buena compra, más aún en tiempos de crisis. Y, si no, ya sabéis, una vuelta por las bibliotecas públicas, que no hay mejor instrumento para apoyarlas que el acudir a ellas. En la del barrio no se encuentra, así que no estaría mal que recomendasemos su compra. Donde sí está es en la biblioteca de Sanduzelai, a diez o quince minutos andando. Y una última posibilidad: hacérnoslo saber al correo abasolopez@gmail.com, que para eso es la biblioteca de Arrotxapeako Historiaren Txokoa, para que la usemos todas.
   A través de los dibujos y el guión de Carlos Giménez podremos acercarnos a los habitantes de aquel Madrid del "¡No pasarán! y las calamidades que tuvieron que sufrir durante aquellos tres largos años de guerra. El pequeño Marcelino, conductor principal de la narración, se basa en el Timoteo niño, amigo de Giménez, en cuyo testimonio se ha basado para construir prácticamente todas las historias de "36-39 Malos tiempos". Entre las viñetas encontraremos también una mirada crítica a determinadas actuaciones de los milicianos republicanos, aunque sin olvidar en ningún momento quien fue el causante de tanta sangre y destrucción, de tanto dolor y sufrimiento.
   Nos lo dice el propio autor en el prólogo: "Yo, servidor de ustedes, el autor de estos sencillos y humildes dibujos, Carlos Giménez Giménez, no soy neutral. Repito: no soy neutral. [...] Hace tiempo opté por el compromiso y decidí echar a andar por el sendero de los hombres libres que no dejan que les crezcan pelos en la lengua. Y por ahí camino desde entonces, opinando y apechugando con mis opiniones y con todo lo que éstas arrastren consigo [...].
   Los neutrales ante la guerra civil española me dan pampurrias. Prefiero tenérmelas con un fascista declarado antes que con un supuesto neutral, de la misma manera que prefiero un perverso a un idiota. Me gusta saber siempre con quién me estoy jugando los cuartos. Bajo el paraguas de la neutralidad casi siempre se encuentra camuflado un fascistilla vergonzante.
   En estos álbumes sobre la guerra de España -un conflcto entre fascistas y demócratas, por decirlo rápidamente- créanme, he hecho tremendos esfuerzos por ser objetivo, ¡objetivo! Que nadie me pida que sea neutral ante el fascismo".
   Partiendo de que, entre todas las historias relatadas y dibujadas, no hay ninguna que nos deje indiferentes, "Tifis", la última de todas ellas, logra retratar a la perfección a aquel régimen dictatorial impuesto con la guerra y el terror, y los valores nacional-católicos que no hicieron sino destruir la alegría y la sonrisa de sus gentes durante muchísimo, demasiado tiempo. Ya me diréis si estáis de acuerdo conmigo.

martes, 4 de octubre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (13)

      
"Al filo de lo imposible".
Argazkia: Patxi Abasolo, 2011-09-1.
   El 1 de septiembre arrancó con una historia de munipas, y con ellos va a concluir esta breve crónica. En efecto, a primeras horas de la mañana, pudimos contemplar un espectáculo de maniobras que más bien parecía una de las escenas de aquella Loca Academia de Policías. Ahí estaban dos munipas motorizados recorriendo el Parque de los Mogotes, se supone que algo andarían buscando, cuando uno de ellos, muy echao pa' lante, pensaría que la tierra en barbecho era un obstáculo a superar para un conductor digno de serlo. "¿Se meterá ahí?". Se le veían las intenciones, pero no podíamos creérlo. "¡Qué va, que no lo va a hacer!" Pero lo hizo, ¡vaya si lo hizo! Y ahí se quedó, ni pa' tras, ni pa' lante. Se acercó su compañero de aventuras. "¡No entrará con la moto!" Que no, que no entró... Ahí estuvieron los dos un buen rato hasta que consiguieron arrastrar la moto fuera de la tierra. De nuevo sobre la moto, empezaron a subir la empinada cuesta que terminaba en el Pirulo azul. ¿Cuál sería el próximo reto? La verdad es que, aunque intrigadísimas, tuvimos que continuar nuestro camino para no llegar tarde al curro.
    Ese mismo día vi un anuncio en una de las paredes de la calle Bernardino Tirapu sobre un piso, el primero que yo he encontrado íntegramente en euskera. "Se merece una foto", pensé. Pasadas unas horas volví a realizarla, pero ya no estaba, lo habían arrancado. Días más tardes encontré los restos de otra copia del mismo anuncio, en esa ocación en el parque de los Enamorados. También arrancado ¿Por qué? ¡A saber! Alguna cría, o alguien que le corroe el ser analfabeto en su propia tierra. Aunque, como podeís ver en la fotografía, a menudo, un mensaje esconde en su interior otro que había sido lanzado anteriormente.
   El 7 de septiembre abrieron las puertas las escuelas del barrio. En alguna de ellas las obras de ampliación condicionarán el inicio del curso, como en la Compasión, pero en todas ellas podía percibirse los nervios, algaras y lágrimas de las más pequeñas. Más tarde sería el turno del alumnado de secundaria, aunque eso no podemos contarlo, pues es una historia que este curso, como todos los cursos anteriores, seguirá escribiéndose fuera de la Rotxa. ¿Para cuándo el Instituto en el barrio?  Aunque es cierto que no todo sigue igual. Ese primer día han faltado algunas amigas en la cita, y las hemos echado de menos. La sonrisa de Enar, y la de otras vecinas que nos han ido dejando en este último año: Justo, Txus... Tira, bada! Un poco de tristeza, y mucha ternura para acompañarla, en silencio, disfrutando de aquellos buenos (y no tan buenos) momentos... porque merecieron la pena.
     Y para chula, la Chula Potra. El 20 de septiembre, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra comunicó haber desestimado el recurso de apelación interpuesto por la ex-alcaldesa Yolanda Barcina contra el auto de sobreseimiento de la querella que la ahora presidenta del Gobierno de Navarra interpuso contra la rapera rotxapeana Julieta Itoiz, La chula potra, a raíz del rap titulado Una bofetada. El auto emitido es firme y, por tanto, ya no caben más recursos. Una buena noticia, ¿verdad? A ver si viene acompañada de más buenas noticias.
   Lo que está claro es que, al menos de momento, no será en el ámbito educativo, donde las restricciones impuestas por el Gobierno de la Alta Navarra han encendido todas las alarmas entre los profesionales de la educación, familias y alumnado. Es ese el motivo de la pancarta que pende de las verjas de Patxi Larrainzar desde el 16 de septiembre. La comunidad escolar ha denunciado el retraso que se está produciendo a la hora de cubrir las bajas, el curso comenzó con dos tutores menos, la reducción de medios para el alumnado que necesita apoyos, y a día de hoy sigue sin cubrirse la plaza de un tutor que se encuentra de baja. En fin, ¡qué podemos esperar de un Consejero que nunca ha apostado por una enseñanza pública de verdad! Y, por si fuera poco, están esos otros amantes de lo ajeno, haciendo aún más imposible el día a día de Patxi Larrainzar. Este mes han llegado a entrar dos veces, llevandose ordenadores y demás cosas. ¡Dónde estarán aquellos personajes de la infancia que robaban a los ricos para devolvérselo a los pobres!
   Aunque no todo son malas noticias, ¿eh? Las gentes de la Rotxa siguen derrochando tenura siempre que ello es necesario, sin grandes acciones, sin grandes titulares. Esa misma noche, las mesas de Errota Berri Elkartea celebraron el cumpleaños de los vecinos del barrio presos a cientos y miles de kilómetros, y hay a quien le ha tocado celebrar el suyo viajando toda la noche para disfrutar de cuarenta minutos de visita allá en la lejana ciudad andalusí de Huelva, sí, el 30 de septiembre.
   Como ya anunciamos al inicio, serán los propios munipas quienes nos acompañarán al final ya cercano de esta crónica. Sólo que lo cómico de aquella primera aventura va a dar paso a la tragedia de los malos tratos y la ineficacia e inoperancia de los poderes públicos para erradicarlos. Al atardecer del día 21 de septiembre, el vecindario pudo ver cómo un hombre propinaba una brutal paliza a una joven, supuestamente su pareja, en el interior del portal de una vivienda de la calle Marcelo Celayeta. La joven intentaba salir, pero el maltratador se la llevaba de nuevo arrastrándola por los pelos. Y la gente sin poder acceder al portal desde el exterior, por lo que inmediatamente llamaron a los municipales. Ni caso. Que no podían hacer nada, que si no les proporcionaban datos del varón y si éste no tenía antecedentes nada podían hacer... La insistencia de las vecinas consiguió que bajaran a la Rotxa... más de media hora después!!! ¿Qué más podemos decir?
    Y con el otoño, que llegó el 23 de septiembre, hemos dicho adiós al verano hasta el año que viene. Eso sí, sin olvidar, como los vecinos de la Rotxa que se acercaron, un año más, a los actos del 27 de septiembre, recordando que aquel régimen dictatorial franquista se despidió de la misma forma que nació, de la misma forma que se impuso durante cuatro largas y oscuras décadas: fusilando, socializando el miedo y el terror, utilizando la represión con un claro objetivo político: desactivar de raíz cualquier intento de oposición al mismo. ¡No lo olvidemos!
   Ah! Eta zorionak Batean Federazioari, urriaren 1ean, larunbatean, bere 10 urteko ibilbidea ospatu baitzuen.


* Azken orrialdeak:

lunes, 3 de octubre de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

Sally


   Cuando Jefferson enviudó, fueron suyos los bienes de su mujer. Entre otras propiedades, heredó a Sally.
   Hay testimonios de su belleza en los años tempranos.
   Después, nada.
   Sally nunca habló, y si habló no fue escuchada, o nadie se tomó el trabajo de registrar lo que dijo.
   En cambio, del presidente Jefferson tenemos unos cuantos retratos y muchas palabras. Sabemos que tenía fundadas sospechas de que "los negros son inferiores a los blancos en los dones naturales del cuerpo y de la mente", y que siempre expresó su "gran aversión" a la mezcla de sangre blanca y sangre negra, que le resultaba moralmente repugnante. Él creía que si alguna vez los esclavos iban a ser liberados, había que evitar el peligro de la contaminación "trasladándolos más allá de todo riesgo de mezcla".
   En 1802, el periodista James Callander publicó en el "Recorder" de Richmond un artículo que repetía lo que se sabía: el presidente Jefferson era el padre de los hijos de su esclava Sally.


Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008